Autor del archivo

MEXIQUENSES INSIGNES PABLO GONZÁLEZ CASANOVA

Escrito por Hugo Arturo Cardoso Vargas el . Posteado en Páginas del Pasado

A pesar de que nuestra intención inicial era platicar con el doctor Pablo González Casanova no fue posible, porque no se encontraba en la ciudad de México. Hecha esta aclaración empezamos. El 11 de febrero de 1922 nació en la ciudad de Toluca, estado de México, Pablo González Casanova hijo de don Pablo González, originario de Yucatán y radicado en esta ciudad. Es mayor que su hermano Enrique también otro destacado mexiquense.

 Muy niño aún su familia se trasladó a la ciudad de México, en donde hace sus primeros estudios, por Tacubaya y después ingresó a la Escuela de Iniciación Universitaria y de ahí pasó a la Escuela Nacional Preparatoria dependiente de la Universidad Nacional Autónoma de México. A partir del año 1943 empezó a tomar cursos en las Facultades y Escuelas Nacional de la UNAM, en el Colegio de México y en la Escuela Nacional de Antropología. Para 1947 emigró a Francia. Obtuvo el grado de Maestro en Licencias Históricas por la Universidad de México con Magna Comlaude. Tiempo después obtuvo el doctorado en Sociología por la Universidad de París con Mention Tres Honorable.

MEXIQUENSES INSIGNES GUSTAVO BAZ PRADA

Escrito por Hugo Arturo Cardoso Vargas el . Posteado en Páginas del Pasado

Fue el lejano año de 1894 cuando nació en el pueblo –entonces- de Tlalnepantla un niño al cual le correspondió el nombre de Gustavo Baz Prada. La fecha de nacimiento fue el 31 de enero. Fue hijo de don Eduardo Baz y doña Sara Prada de Baz y nieto de don Rosendo de Prada y de doña Josefina Thompson

En 1900 ingresó al Liceo Fournier de la Ciudad de México; pero la familia Baz Prada se trasladó a Guadalupe en Zacatecas por la muerte de don Eduardo ahí estudió la educación primaria. En 1908 ingresa a la Escuela Normal de Guadalajara, después regresó al Estado de México e ingresó al Instituto Científico y Literario de Toluca, ahí terminó la preparatoria en 1912.

MEXIQUENSES INSIGNES JUAN DE DIOS CASTRO

Escrito por Hugo Arturo Cardoso Vargas el . Posteado en Páginas del Pasado

En el viejo poblado de Zumpango de la Laguna nació el día 1 de febrero de 1651, que años más tarde estaría registrado en los anales de la historia, el niño llamado Juan de Dios Castro.

Los nombres de sus padres así como su verdadero nombre de pila, no existen en ningún registro. De sus pocos datos biográficos que se conocen se sabe que el año de 1690 ingresó a la Compañía de Jesús y se le consideró uno de los más importantes escritores de su época. Además fue muy intensa su labor catequista, en su orden religiosa.

Le correspondió catequizar a los otomíes de nuestra entidad que estaban asentados en el norte de Tepozotlán. Sus actividades de adoctrinar a los otomíes enfrentó serías dificultades. Tal vez la más importante era la poca atención que los tratadistas de su época habían prestado a la lengua otomí. Por ende, no había muchos documentos para acceder al habla otomí, para que los que dominaban otras lenguas.

proc

MEXIQUENSES INSIGNES JOSE MARÍA LOZANO

Escrito por Hugo Arturo Cardoso Vargas el . Posteado en Páginas del Pasado

José María Lozano nació el 5 de enero de 1823 en Texcoco. Sus padres, de los cuales se desconocen sus nombres, eran de origen humilde y a pesar de sus grandes penalidades lograron que José María concluyera los estudios primarios en su natal Texcoco. Más adelante a fin de realizar sus estudios preparatorios y superior, emigró a la Ciudad de México gracias al apoyo de sus familiares y en la capital de la República logró alcanzar el grado de licenciado en derecho.

Con su título profesional empezó a ejercer la abogacía en la capital. Pero como liberal convencido que era –y fue toda su vida- se incorporó a las filas del Partido al lado de destacados mexicanos como Melchor Ocampo, Ignacio Ramírez, Ignacio Altamirano que en torno a don Benito Juárez consolidaron la independencia nacional.

Gracias a su destacada participación política fue designado director del Colegio de la Paz, más adelante fue presidente del ayuntamiento de la Ciudad de México; estas actividades no impedían que siguiese ejerciendo su profesión siempre con un claro sentido de la justicia y al servicio de las clases necesitadas. Fue elegido presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación integrada por 11 ministros, 4 supernumerarios, un fiscal y un procurador general en su artículo 90.

MEXIQUENSES INSIGNES LUIS GONZAGA CUEVAS: ABOGADO Y MINISTRO DE RELACIONES EXTERIORES

Escrito por Hugo Arturo Cardoso Vargas el . Posteado en Páginas del Pasado

Luis Gonzaga Cuevas originario de la población de Lerma, donde nació el 17 de mayo de 1800 fue aparte de un ilustre abogado, un importante visionario de la amenaza que representaba el expansionismo norteamericana y que provocó, más adelante, la guerra de 1846-47.

Aunque originario de Lerma, decíamos, Luis Gonzaga Cuevas se trasladó a la Ciudad de México, siendo aún muy niño, para más adelante ingresar al Colegio de San Ildefonso. Sus cualidades académicas le redituaron en que alcanzará el grado de abogado con una prontitud poco usual en la época y con calificaciones excelentes. Su paso por la escuela fue un factor importante, porque además de su preparación profesional contrajo relación con algunos de sus profesores que le ayudaron a iniciar su carrera administrativa.

MEXIQUENSES INSIGNES GONZALO CASTAÑEDA Y ESCOBAR

Escrito por Hugo Arturo Cardoso Vargas el . Posteado en Páginas del Pasado

Gonzalo Castañeda es una personalidad en la vida de nuestro estado. Se sabe que nació el 10 de enero de 1869, pero las poblaciones de Zacualpan y Temascaltepec se disputan el haber sido la cuna de tan ilustre mexicano.

En realidad se afirma que Castañeda y Escobar nación en Zacualpan y muy niño fue llevado a Temascaltepec. Ahí cursó primaria y secundaria. El año de 1884 ingresó a la Escuela Nacional Preparatoria; ya en la ciudad de México y en tres años terminó los estudios en el bachillerato el 13 de enero de 1888.

Inmediatamente solicitó su alta, como alumno en la Escuela Nacional de Medicina y después de una demostración de su calidad (como alumno alcanzó excelentes calificaciones) recibió su titulo de Médico Cirujano, el día 11 de julio de 1893. Su primera experiencia profesional, como médico, la obtuvo en la zona minera del Real del Monte en el actual Estado de Hidalgo, en donde realizó estudios muy serios sobre un padecimiento: el anquilostoma doudenal que provocaba una enfermedad típicamente minera: la anemia.

MEXIQUENSES INSIGNES BALDOMERO ESTRADA MORÁN

Escrito por Hugo Arturo Cardoso Vargas el . Posteado en Páginas del Pasado

Baldomero Estrada Morán nació el día 21 de enero de 1905 en la población de Capultitlán lugar en donde realizó sus estudios elementales. Más adelante sus padres emigran a la Ciudad de México llevando al pequeño Baldomero. Una vez en la ciudad ingresó al Seminario Conciliar donde completó sus estudios de preparatoria. Sus deseos de continuar estudiando lo llevaron a ingresar a la Universidad Pontificia donde alcanzó la licenciatura en Filosofía. Pero su deseo no terminó ahí, se matriculó en la Escuela Libre de Derecho logrando el título el día 27 de febrero de 1935 que presentó su examen profesional.

Al año siguiente, el 1º de abril de 1936, se incorporó a la planta docente de la Escuela Nacional Preparatoria de la UNAM. En este plantel impartió asignaturas como Lógica, Introducción a la Filosofía y Estética. Tanto en su vida profesional como abogado y en la docencia, Baldomero Estrada Morán tuvo que incursionar en los idiomas como latín, griego, italiano y francés que dominaba tanto en la lectura como en el habla. Además leía sin hablar hebreo e inglés.

Foto tomada de www.mexicodesconocido.com.mx

Los tintoreros del México indígena

Escrito por Hugo Arturo Cardoso Vargas el . Posteado en Páginas del Pasado

La historia de los tintes comienza con la historia del hombre, quien después de satisfacer sus necesidades prioritarias descubre de tal medio que le rodea es posible extraer colores que, posteriormente, plasma en su cuerpo y en sus cuevas. Aunque lo más probable sea que en un principio se utilizaran para ablandar o endurecer fibras o barros, el gusto por el color ha sido un factor determinante en esa búsqueda de material tintóreo útil, pero, finalmente bello.

Poco a poco los colores comienzan también a ocupar un lugar significativo dentro de la cultura de las diversas sociedades; se les adjudican influencias positivas o negativas y se les asocia con lo divino, lo sagrado y lo terreno, los egipcios. Por ejemplo, enterraban a sus momias con vendas azules, teñidas quizá con añil, en tanto que los hebreos detectaban la jerarquía de una persona por el tono de la prenda que portaba.