Autor del archivo

LAS HORAS

LAS HORAS DE MI AGENDA

Escrito por Ulises Velazquez Gil el . Posteado en La Marcha de las Letras

Ulises Velázquez Gil

Reactor 105: sumar ¿restando? El pasado lunes 12 de noviembre, la estación radial Reactor 105.7 FM, perteneciente al Instituto Mexicano de la Radio (IMER), cumplió catorce años de transmisiones ininterrumpidas (de los 34 que lleva la frecuencia al aire, en los cuales tuvo los siguientes nombres: Estéreo Joven, Láser FM y Órbita), y para celebrarlo, realizó lo mismo conciertos especiales para sus radioescuchas (la presencia de grupos tan disímiles como Dorian y Babasónicos en el legendario Estudio “A” del IMER) como la entrada al aire de nuevos segmentos radiales, con nuevas y familiares voces. Sin embargo, semanas atrás he persistido la polémica en el aire, que derivó en salidas injustificadas de programas y de locutores. Vamos por partes.

Al comienzo de la segunda mitad del año, Olivia Luna y su Ruido blanco, salieron del aire sin explicación aparente, lo que derivó en una pasarela de locutores en el segmento de 10 a 12 hrs. Durante varios meses, el público, por medio de redes sociales, pedía no sólo una explicación sino el regreso de Olivia Luna a la frecuencia del 105.7, la cual sí se realizó finalmente, pero con una diferencia: ya no sería Ruido blanco, sino bajo otra denominación, es decir, Luna en la radio.

Al momento en que se daban las condiciones para el regreso de Olivia Luna, otro espacio querido por los radioescuchas, Tornasol 105, y su grandiosa locutora Margot, se despidieron del aire hace ya varias semanas, para dejar el espacio de 6 a 8 am en manos de Carlos Ibarra, alias el Renegado, a quien muchos le seguimos la huella todos los domingos en Contrarreloj. La primera semana de transmisiones del Renegado en ese flamante espacio dejó mucho qué desear para los queridos todos fieles escuchas de Margot. (¿Por qué sacar del aire un programa propositivo -con colaboradores de primer nivel-, para darle espacio a un sujeto al que sólo le faltan cinco minutos para parecerse al Panda Zambrano?) Para fortuna nuestra, Margot sigue al frente de Primavera cero, todos los domingos a las 4 pm, con música de Soda Stereo y Gustavo Cerati. (Y aquí sí, queridos todos.)

IMG_20181031_201745

LUNAS 2018: ENCUENTROS Y REGRESOS

Escrito por Ulises Velazquez Gil el . Posteado en La Marcha de las Letras

Ulises Velázquez Gil

Hace tiempo, cuando hacía referencia a cosas gratas o conocidas que me sacaban una sonrisa o, por lo menos, un grato recuerdo, siempre soltaba la siguiente frase: Nada como volver a los viejos puertos, y al momento de escribir las presentes líneas, la empleo de nueva cuenta para un suceso anual que espero con enorme alegría: las Lunas del Auditorio.

Luego de varias sorpresas por correo electrónico y de una pasarela de invitados posibles, quien esto escribe, por sexta vez consecutiva (y séptima, en nueve años), consiguió entradas para la XVII entrega del galardón que concede el Auditorio Nacional a lo mejor del espectáculo en México: cuatro boletos, tal y como me sucedió en 2014 y el año pasado.

Después de una breve caminata desde la parada forzada donde me dejó el camión, llegué al Paseo de la Reforma e hice dos cosas ineludibles: contemplar el gentío en torno a la alfombra roja (donde desfilaron tanto artistas nominados como gente del medio musical y de la tevé) y saludar a un viejo amigo, el Auditorio Nacional, mientras llegaban mis invitadas: una arquitecta dinámica e inteligente, y la sofisticada internacionalista con quien estuve en 2016.

LA MARCHA DE LAS LETRAS

PRONTUARIOS DE LA MEMORIA

Escrito por Ulises Velazquez Gil el . Posteado en La Marcha de las Letras

Ulises Velázquez Gil

Una historia intercalada en el filme La eternidad y un día, del cineasta griego Theo Angelopoulos, versa en torno a un poeta que, a fuerza de recobrar su lengua materna y escribir un canto de amor a su patria, le “compra palabras” a la gente que se cruza en su camino, retribuyéndole de forma generosa por ello. En el diario empeño de la vida por abrirse paso, todos compramos palabras, es decir, nos hacemos de ellas en el buen sentido, y así comunicarnos con el resto del mundo, de inscribirles un fragmento de la memoria propia.

Luego de sus navegaciones por las redes sociales (cuya bitácora lleva por nombre #Enredados), Laura García Arroyo nos entrega un nuevo libro, donde el encanto del “¡ábrete sésamo!” ronda por sus páginas: Funderelele y más hallazgos de la lengua, resultado de sus andanzas y maestranzas por diccionarios y constantes lecturas, así también por las conversaciones y encuentros con sus colegas, amigos y gente de a pie. Este libro pretende dar una muestra de las diferentes formas en las que uno se topa con nuevas palabras y narra en primera persona cómo algunas llegaron a mí, a mi vocabulario, a mi vida. Cómo las hallé, o me hallaron, cuándo empezó mi historia con ellas y como el descubrimiento de cada una llegó de la manera más inesperada, extraña, peculiar e impredecible. O no tanto. Porque las palabras desconocidas nos rodean, siempre están ahí.

EN DEFENSA DE MI CASA

Escrito por Ulises Velazquez Gil el . Posteado en La Marcha de las Letras

Amable lector desocupado (que no desocupado lector, que quede claro):

Hace poco usted me dejó un comentario acerca de una persona mencionada en alguna de mis entregas de Las horas de mi agenda. Luego de leerlo, sólo me queda decir lo siguiente: aunque la columna de marras tiene muchas vertientes por mencionar, evito meterme en temas delicados, como la política y el que suscitó el comentario, que eliminé sin más ni más. Y seguramente usted (cuyo nombre me reservo, no por falta de ganas, sino por exceso de cordura) se preguntará los motivos de tan abrupta medida de mi parte. Vamos caminando…

LAS HORAS

LAS HORAS DE MI AGENDA

Escrito por Ulises Velazquez Gil el . Posteado en La Marcha de las Letras

Ulises Velázquez Gil

Ramos en la memoria. Hace dos semanas, tuve la fortuna de encontrarme a una colega y amiga mía, allá por las inmediaciones de la Alameda Central, por cuestiones bibliográficas, es decir, para venderme un libro (a resultas de la desintegración de su biblioteca personal) y entregarle otro, de nuestro maestro y colega Raymundo Ramos, Mi diario sobre ti.

Nuestra conversación intermitente -con todo y lluvia torrencial- se dio gracias al grandioso recuerdo de Ramos, cuya vida, obra y milagros siguen ganando batallas. “No hay día en que no me llegue un recuerdo suyo”, me decía mi joven y talentosa colega; luego de suscribir sus palabras, le comenté lo siguiente: en sus libros más recientes, tanto la novela de marras como El fantasma doméstico e historias de papel tapiz, su volumen de cuentos, están muchas presencias gratas a él. “A cada uno le dedicó un cuento, y para el caso de la novela, es difícil saber a quién alude, porque hay algo de cada quien”, decía mi colega, “como en el cuento que te dedicó ¿verdad?” Asentí de inmediato y en ese instante, le conté cómo fue aquel día que suscitó ese cuento. (“Lectio”, por si quieren echarle el guante.) Entre éste y otros recuerdos, se nos fueron el tiempo y la lluvia.

LA MARCHA DE LAS LETRAS

EN DEFENSA DE MI CASA

Escrito por Ulises Velazquez Gil el . Posteado en La Marcha de las Letras

Ulises Velázquez Gil

(A Cristina Liceaga)

Entre la presente entrega y la anterior, han pasado casi dos meses de (¿justificado?) silencio, y seguro más de uno lo habrá notado por aquí. Si de explicar la causa de esta prologada ausencia se trata, todo se resume a una sola palabra: hartazgo. Hartazgo, del mundanal ruido, donde no gana quien tenga la razón sino quien alcance más retuits y “suelte más hilo” por el tema que sea; de la palabrería redundante que separa amistades y fractura familias; de las encarnizadas y enconadas defensas de posturas -da igual el tema-, a sabiendas de que aún no se consolidan las decisiones de una mayoría; de las perspectivas pasionales que sólo persisten en la polémica prendiendo mechas apagadas. En suma, de la realidad misma.

DE SAINT DENIS A LUZHNIKI

Escrito por Ulises Velazquez Gil el . Posteado en La Marcha de las Letras

Ulises Velázquez Gil

Hace veinte años, tuve la fortuna de ver los partidos de la Copa Mundial de Futbol, realizada en ese momento en Francia; en la preparatoria todos hacían sus quinielas, que si Brasil, que si Alemania, que si uno u otro equipo, en fin… Una amiga muy querida (hoy radicada en Estados Unidos), luego de compartirme su preferencia por el equipo alemán, me preguntó de sopetón por mi equipo del momento. Luego de pensarlo un poco, le dije, simple y llanamente: Francia. (En ese momento, lo hice por salir del paso, pero el destino se empeñó en consolidar mi preferencia.)

LAS HORAS DE MI AGENDA

Escrito por Ulises Velazquez Gil el . Posteado en La Marcha de las Letras

Ulises Velázquez Gil

Sofía en el mar, Anna Roig en Chapultepec. El pasado fin de semana tuve la fortuna de asistir a la presentación de la primera novela de Anna Roig, Sofía en el mar, de reciente aparición en la filial mexicana del sello Harper Collins; desde hace algunos meses, ya tenía conocimiento de esta noticia, pero bien dicen que la vida, cuando te lleva por otros derroteros, lo hace para dejarte en el lugar que deseas, y luego de tanto tiempo -y de una escala breve en una conocida librería de Miguel Ángel de Quevedo, para comprar mi ejemplar, a guisa de obsequio cumpleañero-, llegó el momento.

Pasadas las 12 pm, llegué al lugar de la cita: la Librería Porrúa del Bosque de Chapultepec; lamentablemente, ya no alcancé lugar y estuve de pie durante toda la presentación, a cargo de Marisabel Macías Guerrero y uno de los editores de Harper Collins México.