hqdefault

“Soy un Lienzo que Cada Noche Sale a Pintarse”: Carlos Ancira

Escrito por Hugo Arturo Cardoso Vargas el . Posteado en Cultura

Todo un señor de la escena y fuera de ella se presentó en la ENEP Acatlán con motivo del segundo aniversario del Centro Cultural Acatlán. Si, el señor Carlos Ancira.

Carlos Ancira actuó para un público pletórico, ávido de deleitarse con su arte y su capacidad histriónica que abarrotó hasta el tope la sala Silvestre Revueltas del Centro Cultural Acatlán.

El diario de un loco, fue la pieza dramatizada por Ancira y el público muy metido en la obra respaldó a Ancira a lo largo de la actuación. La ovación final fue impresionante.

La sala vibraba con el movimiento y además estaba saturada de ese calor humano que se desprende de las aglomeraciones. Todo fue propicio para disfrutar de una velada muy agradable. El actor en cada una de sus caracterizaciones daba lo mejor de sí y el público, a pesar de la incomodidad, estaba dispuesto a responder a cada una de sus acciones; a las cómicas con sonoras risas y las dramáticas con su silencio expectante.

No podíamos dejar de dar a conocer las palabras de Carlos Ancira a los lectores del SOL DEL VALLE.“Desde el año de 1962, cuando leí el cuento El diario de un loco escrito por Nicolás Gogol, me impresionó. Y a partir de ese momento empezó a germinar la idea de representar la pieza.

11011293_1443586949286977_5587401775477266233_oFue un año de intenso trabajo en que Alejandro (Jorodowsky) y yo empezamos a trabajar en la adaptación del cuento. Sin falsa modestia, bien se podía presentar el programa como “El Diario de un loco espectáculo dirigido y actuado por Ancira e inspirado en un texto de Gogol”.

Además, continuó, como en México casi nadie lee la literatura rusa, la obra de Gogol iba a pasar desapercibida. Esto incrementó el interés por montarla” ·

Respecto a lo que para Ancira representa actuar la obra nos externó: “Es un deleite, es un júbilo el dramatizar a un personaje que es siempre variado, siempre rico en experiencias. Es un personaje vivido”

Más adelante agregó, “qué puedo decir después de más de 2300 representaciones de El Diario de un loco. Él es más yo, que yo mismo. En realidad parezco como un lienzo en blanco que cada noche sale a pintarse. Y cada noche el personaje siempre es distinto y yo lo representó también de forma muy diferente. Porque es un personaje real, vivo, al cual le sigo encontrando sorpresas”.

Sobre el mismo tema, agregó “que después de 23 años de estar representando la pieza y su propio crecimiento ha convertido El Diario en una pieza diferente. El personaje es intemporal, no tiene tiempo ni edad”.

“A pesar de todo, agrega, El Diario … es parte del teatro mexicano. Porque si bien la pieza es de un ruso, la adaptación y la actuación es de un mexicano. En el teatro El Diario de un loco es mío”

Finalmente, por razones de sus actividades, nos despedimos de Carlos Ancira, un gran señor del espectáculo, quien concluyó señalando que “este teatro (Del Centro Cultural Acatlán) es un teatro fresco con un público bonito muy emotivo, con sentido del humor si la obra lo propiciaba, o bien una actitud de reserva cuando el momento dramatizado era trágico”.

Y era bien cierto. El público del Centro Cultural Acatlán está realmente ávido del buen teatro.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedInPrint this page

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario