Foto: pixabay.com

¿Me tiro a la hamaca o participo?

Escrito por Flor y Látigo el . Posteado en Colaboración Ciudadana

Lo interesante de esta entrega es el hecho de poder reflexionar acerca de cómo uno al ser ciudadano consciente puede influir en su localidad, es una visión que muy pocas veces nos planteamos, ¿no lo creen?

Estamos mal acostumbrados a creer que el gobierno debe dar todo y que en determinado momento que falte algún servicio público o que se vulneren nuestros derechos la culpa integra se encuentra en el mismo gobierno, como es de esperarse el más afectado, señalado y criticado es el gobierno local, llámese municipio, delegación (en un futuro: alcaldía), como se ha abundado en sinfín de ocasiones, el gobierno local es el más cercano a la gente, es donde todos los programas, proyectos y nuevas políticas de organización y sanción se vuelven reales, y el municipio en su carácter de reacción actúa como un termómetro de la sociedad en una determinada región del país.

Foto: pixabay.com

Foto: pixabay.com

El inicio de ese cambio de visión, ser conscientes de nuestro rol como ciudadanos y vecinos, nos permitiría dar luz a la participación activa en comités u organizaciones vecinales. Algo que parece utópico, por muchos factores, debilidad institucional, inoperatividad de algunos sectores en la maquinaria estatal, vicios en las administraciones, cooptación de dichos comités por grupos o mafias muy bien organizadas en el poder,  etc, la lista puede ser muy extensa, pero el que creo es el peor de todos, la apatía de la población, ese poco interés en inmiscuirse en los asuntos públicos de su localidad, y exigir en determinado momento un eficaz y eficiente uso del aparato administrativo por parte de su gobierno e invitar a su comunidad a sumarse no sólo a señalar la acción de una administración en un periodo determinado, también a autocriticarse y observar sus fortalezas y debilidades.

De lo anterior puede darse un interés por parte de la sociedad en los asuntos públicos de la comunidad e influir en la toma de decisiones como un actor más capaz en la arena política. Hay que alzar la voz como ciudadanos ante la injusticia, aunque muchos piensen que es inútil, uno estará tranquilo y sereno, por saber que hizo lo correcto.

Por: Fernando R. Tableros Minor

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedInPrint this page

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario