Foto: pixabay.com

¿La misma gata revolcada? Aprender ≠ Aprehender

Escrito por Flor y Látigo el . Posteado en Colaboración Ciudadana, Información General

Gramaticalmente notamos la diferencia de ambas palabras, pero todos aquellos que sean mis contemporáneos, compartirán una experiencia similar a la que tuve en mis estudios, porque esta palabra Aprender, formó parte del nombre de una materia a nivel secundaria desde hace aproximadamente diez años –sino es que más- y que en poco menos de cuatro años la manejan como la gran maravilla del “nuevo” sistema educativo mexicano… -sí, un sistema educativo que prometen siempre mejorar pero nunca vemos resultados palpables dados sus cambios constantes.-  No estoy en contra de la palabra aprender, pero su uso nos puede dar una idea de lo que confunden “ciertas figuras públicas” con estrategias y herramientas para mejorar el aprendizaje sobre todo a nivel primaria y secundaria.

Foto: pixabay.com

Foto: pixabay.com

Todos los días uno aprende algo nuevo: temas, conductas, hábitos, palabras, idiomas, etc. Pero es un verbo mal aplicado como un sinónimo de Didáctica. ¿Por qué? Porque la didáctica es una herramienta de los procesos de aprendizaje. Cuando a mí me tocó éstos cambios en el plan de estudios a nivel secundaria, fue confuso, pues no se le veía un objetivo concreto a ésta materia. En dado caso de dar herramientas para que puedan estudiar y tener un mejor aprovechamiento escolar los estudiantes, se deben de dar “tips” de didáctica, no solo a los alumnos, sino también a los profesores de cualquier nivel. Ya que la didáctica integra a los maestros con su grupo, y si un maestro no quiere trabajar dinámicas de juego, la atmósfera de la didáctica no refuerza el lazo que hay entre el alumno-maestro y viceversa. child-865116_960_720Cada profesor está en su derecho de trabajar y enseñar como “quiera”, pero es importante que tomen la responsabilidad de que los estudiantes no solo aprueben los exámenes repitiendo la información dada en clase. Y es aquí donde entra la palabra Aprehender, hay estudios respecto a los beneficios de tener una clase didáctica, de una clase en donde uno está sentado y anota lo que se escribe en el pizarrón. La didáctica hace posible activar otras zonas del cerebro a partir del juego. En lo personal, gracias a los procesos de enseñanza en mi carrera pude corroborarlo, es atractivo tener clases de teoría y dinámicas de juego basadas en la didáctica. Al aprehender, -no tomen tan literal la palabra del diccionario- logramos tener un cierto nivel de dominio en la materia porque usamos nuestras demás capacidades y habilidades.

¿De qué sirve tener tantos datos y repetirlos una y otra vez? –Sí, una parte es cultura general, ¿pero el resto?- Pensemos en aquellas materias que detestábamos en nuestra vida estudiantil ahora con dinámicas de juego. Y si aún estás estudiando y odias ciertos temas, ¿cómo te resultaría mejor entender y volverlos parte de ti? No viendo a la materia como una obligación para aprobarla, aunque sea con un mínimo de seis.

learn-2405206_960_720

Cuando el conocimiento es asimilado por un estudiante no solo usa la memoria, usa todas sus demás capacidades y habilidades para que formen parte de él. Pues de esto va a definir qué es lo que quiere estudiar en un futuro y qué mejor que encontrar lo que le apasiona durante sus estudios de nivel básico. Cuando encontramos nuestro elemento, es una experiencia donde se vuelve una doble epidermis sin la cual no es posible vivir ya que incluye a todos los demás sentidos.

Por: Estefania T. Minor

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedInPrint this page

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario