LAS HORAS DE MI AGENDA

Escrito por Ulises Velazquez Gil el . Posteado en La Marcha de las Letras

Ulises Velázquez Gil

Julia Carabias en El Colegio Nacional. A mediados de la semana pasada, El Colegio Nacional hizo el siguiente anuncio: la elección de la bióloga Julia Carabias como su nueva integrante. A casi un mes de haber cumplido 75 años de su fundación, la nómina femenina del Colegio va en aumento.

Entre Beatriz de la Fuente (1985) y María Elena Medina-Mora (2006) media una distancia de 21 años; de Medina-Mora a Linda Manzanilla, un año solamente; y de ahí, hasta el ingreso de Concepción Company, diez años. Y de ahí hasta la elección de Carabias, apenas un año.

Todavía es asignatura pendiente el aumento de la presencia femenina en el recinto de Donceles 104, pero como decía un joven clásico, “ahí vamos”. Las ciencias biológicas, sociales y las humanidades ya tienen dignas representantes; para el siguiente anuncio, seguro que recaerá en las ciencias exactas. En fin, es cuestión de esperar.

(Si la ocasión lo permite, estaremos en la ceremonia de ingreso de Julia Carabias, o por lo menos, hacernos de su discurso de ingreso. Seguro que sí.)

¿Qué ocurrió con Radio Ciudadana? El sábado por la mañana, luego de escuchar Historia en vivo, con Bertha Hernández, en el 660 am, me sorprendió escuchar música que, de primer impacto, me hizo pensar lo siguiente: “Y de cuándo a acá suena Luis Miguel en Radio Ciudadana? Está como raro…” A medida que transcurría el día, me encontraba con canciones que sólo en otras estaciones (de corte popero, las más de las veces) se programaban. Y para hacer más redonda la sorpresa, al momento de irme a dormir, ¡apareció una canción de Flans! (que me hizo grato el momento, pero aún seguía perplejo).

Ayer, precisamente, en el turno en cabina de Sandra Vázquez, se me develó la razón de todos cambios: desde el 4 de junio, además de cambiar de nombre (Ciudadana 660), la estación contaría con una programación enteramente con música en español, donde las canciones de intérpretes de casa como Natalia Lafourcade, Jorge Drexler y Eugenia León, por decir algunos, se alternarían con las de Mecano, Amaral y ¡hasta Luis Miguel y Ricardo Montaner! (Quiero pensar que muchas de estas últimas, con el tiempo se han incorporado al repertorio, es decir, que ya no son actuales para otras estaciones, por así decirlo.)

No, no me espanta el nuevo perfil de Ciudadana 660, sino que me genera reacciones encontradas: por un lado, me alegra escuchar, a la par de Joan Manuel Serrat, Presuntos Implicados y Marlango, a Miguel Bosé, Mecano y Luz Casal, porque la buena música siempre se queda sin importar el tiempo transcurrido; y, por el otro, aunque a ratos me desagrade escuchar a Mijares y a los dos Ricardos (que por sabidos, omito apellidos), es el precio a pagar por la diversidad. (Como Enrique IV, “París bien vale una misa”.)

Mientras sus programas emblemáticos y de gran servicio a la ciudadanía sigan al aire, podemos adaptarnos al resto de los cambios. Eso sí, mi preferencia por Ciudadana 660 sigue más que presente, porque una de las cualidades del buen radionauta, es la pluralidad en la escucha. (¿A poco no?)

Cita (gratamente) encontrada. “Algo tienen las fechas que incitan a una inexplicable ronda de coincidencias y conmemoraciones. No hay un tratado científico, cartografía astronómica, bitácora psicoanalítica o historiografía detallada que logren descifrar por qué se combinan momentos y se entrecruzan circunstancias para confeccionar anécdotas inexplicables” (Jorge F. Hernández, La Emperatriz de Lavapiés).

Novelas que vienen. En el tiempo que duró mi ausencia de estos lares, me llegó noticia sobre novelas de reciente aparición.

Sofía en el mar, primera novela de Anna Roig, bajo el sello de Harper Collins. (Tuve la dicha de conocerla en la presentación de Eterno retorno de Horacio Saavedra, en el Centro Cultural Mexiquense Bicentenario a finales de septiembre de 2015.) Desde hace algunos meses, ya tenía conocimiento de que Anna firmó contrato para la publicación de su novela, y ahora que me llega esta noticia, no deja de alegrarme y, llegado el momento, hacerme de un ejemplar y pagar una deuda de colegas.

Una autora que leo con frecuencia en Twitter, es Alma Delia Murillo, quien ahora presenta su segunda novela, El niño que fuimos, publicada por Alfaguara. Luego de Las noches habitadas, su novela anterior, y de un libro de cuentos, Damas de caza, Alma Delia Murillo sigue presente en el panorama de las letras mexicanas de cuño reciente. (Por las reseñas que he leído, nadie queda indiferente luego de su lectura. A ver cómo nos va cuando llegue a mis manos…)

Y para cerrar el paréntesis, hace dos semanas se presentó La Condesa y las brujas, segunda novela de la trilogía narrativa de Horacio Saavedra, bajo el sello de El Nido del Fénix; para celebrar su aparición, el autor se lanzó a su segunda gira sudamericana para promocionarla, luego del éxito obtenido en la gira del año pasado, con la entrega anterior, La nueva mulata de Córdoba, como emblema. (Desde aquí, un saludo para Horacio, en espera de leer esta segunda entrega, una vez vuelto a México.)

Mientras llegan estas novelas a mi mesa de lectura, seguimos en línea. (¡¡Gracias!! Nos leemos pronto.)

babelises@hotmail.com

@Cliobabelis

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedInPrint this page

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario