parador político

¡Entre los riesgos y el nuevo enfoque!

Escrito por Manuel Castañeda Riou el . Posteado en Información General, Parador Político

El nuevo gobierno que encabezará Andrés Manuel López Obrador está llenándose de varios escenarios, pero en la “comidilla política” se están dando con un frenesí inusitado en varios frentes que van desde críticas, criticones, opinadores voluntarios e involuntarios y hasta grandes académicos que con su sola investidura han arrancado una serie de análisis muy rigurosos por un lado y otros con ofensas, altanería prepotente, hasta otros según han puesto en entredicho “supuestamente” la nueva toma de decisiones por el amlianismo arrollador.

Sin embargo, pudiera resultar todo lo contrario, es decir, tendría un efecto a favor los que supondrían quieren tirar la imagen aún fresca de la elección pasada de quien ganó la elección en buena lid; ya que la ciudadanía tomo su decisión en base al balance entre el viejo régimen y sus resultados, pero ello también ha ayudado a que la gente se informe más de los acontecimientos que suceden en el terreno político mexicano dando como consecuencia que en el sector informativo que hemos tenido y se vendió al mejor postor en su momento, despertó una antítesis de los medios informativos, es decir, a pesar de las severas críticas a Obrador sigue en buena posición, el peñanietismo pasará la estafeta al morenismo -sin rasguño alguno- la “elite priista” falló en varias etapas pero las más sobresalientes fueron en cuanto a su función pública esa marca indeleble que deja a los electores ofendidos tras una administración atlacomulquense rara y con varias afrentas en el camino, que se supone tenían como objetivo mejorar la cuestión pública, terminando ser más de los mismo o volviendo a su raíz corrupta de la cual no han salido, no se pensó más allá de sus propios intereses partidistas, personales o bien hasta grupales poniendo en riesgo su propia gobernabilidad; como partido de masas quedo en el olvido, perdieron no ante el mejor como candidato, sino más bien al que demostró tener los elementos necesarios para criticarlos con argumentos sólidos a su favor.


Obrador no se nos olvide viene de la izquierda, su proyecto será para la gente más necesitada que la hay -y mucha-, su bandera es y será –tras la cancelación del nuevo aeropuerto- la de la corrupción, quien deberá a la vez demostrar avidez, astucia y un sin fin de personalidades a ponerse a fin de demostrar resultados en sus primeros días de gobierno, lo que deberá enfocarse con vehemencia pues será un reto para su consolidación como político con o con visión de Estado –ese será el dilema-, o será más de los mismo; para enderezar un barco entregado primero a los políticos gustosos del amor al poder, pasando por los gerencistas que sólo administraron para los ricachones (dándoles más poder del que ya ostentan).

A lo mejor por éstas hipótesis tienen miedo sus detractores y a lo mejor por muchas cosas más, pero México sigue vivo a pesar de todo lo que han hecho y desecho, no deben de tener miedo aquellos que obraron mal en contra de la estabilidad de los mexicanos, tengan miedo de lo que se vaya a enterar la ciudadanía de lo que hicieron detrás del escritorio público, puesto que las facturas se pagan solas en lo político, sin embargo, en el priato y en el panismo como gobiernos van a salir muchas cosas más, -la historia es consecutiva- y están apunto de escribirse otras tantas cosas escabrosas.

Aunado a ello, Obrador tiene seis años que son “algo” para afianzar no sólo su programa de gobierno, sino algo más, y a eso le debe de sacar todo el “jugo político” -el proyecto político de Estado y partido-, (todavía no sea definido la relación partido-ejecutivo frente al futuro -proyecto político- o sí).

Ya que los enemigos del obradorismo estarán al pendiente para cobrarse todo lo que le salga mal al nuevo gobierno, pero aquellos deben de ser muy prudentes para no utilizar la fuerza, sino la persuasión, la ley y la política como vencimiento ideológico para enfrentar en democracia los dilemas serios del país de manera recíproca, en ello se debe de enfocar el nuevo sistema político por venir.

Cosas para recordar:

  •  ¡Trump está en guerra: no se sabe si hacia adentro o hacia a fuera -o los dos-!
  • “Los panistas se golpean el pecho por que viene Maduro”, pero no dicen nada de la tragedia mexicana: femenicidios, desapariciones forzadas, corrupción en la era foxista, corrupción en la era calderonista, corrupción en la saliente administración peñista y sobre todo de las recientes asuntos como los desplazados en Chiapas, o la tragedia nayarita tras el paso del huracán “Willa” ya no se diga de los damnificados de los temblores. ¡Lo mejor que pueden hacer es ponerse a trabajar en los problemas del país!
  • ¡Y vaya otra vez reprobados –según una consultora internacional de pensiones- los mexicanos somos de los peores evaluados, ni modo son las reformas que han hecho en los últimos sexenios!
  • ¡Lamentable el fallecimiento de la alumna de FES Cuautitlán!
  • Claudia Sheibaum será la nueva gobernante de la ciudad más compleja del país –a ojo de hormiga-, tiene un gran reto con las constructoras: las regula, las deja impunes o bien que se vayan a otro lado. ¿Pero ahí también los notarios para quién trabajaron y de quiénes recibieron dinero?

rioucasta@hotmail.com
71carm@gmail.com
Tw: @71carm28

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedInPrint this page

"Trackback" Enlace desde tu web.

Manuel Castañeda Riou

Lic. En Ciencias Políticas y Administración Pública y Lic. En Derecho (UNAM FES-Acatlán); Diplomado en: Derecho Procesal del Trabajo; Profesor en las materias: Teoría del Estado, Legislación Admva. Financiera, Historia de las Ideas Políticas y Económicas. Colaborador: articulista del Periódico Voz e Imagen de Chiapas (http://www.noticiasnet.mx) columna paradero político

Deja un comentario