ME ACUERDO DE ENNIO MORRICONE

Escrito por Ulises Velazquez Gil el . Posteado en La Marcha de las Letras

Ulises Velázquez Gil

1.- La primera vez que escuché música de Ennio Morricone, fue una serie de promocionales sobre naturaleza, por el Canal 5. Y volví a escuchar esa misma música a manera de rúbrica de un programa de radio en la XEW, Más allá de las palabras. Tiempo después, supe que aquella música pertenecía a la banda sonora de la película La misión, en torno al trabajo de evangelización en Sudamérica. (En todos los casos arriba referidos, la esencia es la misma: la unión de lo celestial con lo terrenal.)

2.- Entre los discos que había en la casa, siempre me atrajo la atención uno, con música para westerns, sea para la televisión, sea para el cine. En esa compilación resaltaban varias composiciones de Ennio Morricone para las películas Por un puñado de dólares, Por unos dólares más; El bueno, el malo y el feo, y Érase una vez en el Oeste, todas dirigidas por su compatriota y amigo Sergio Leone. (Hoy día, tanto las películas como la música son referente obligado en cuanto a la historia del western… y de la cultura popular.)

3.- Una de las películas que vi con mi padre cuando solíamos pasar al videoclub, fue Cinema Paradiso, de Giuseppe Tornatore. Siempre que escucho la música de Morricone para esta película, me remite a esa época en donde ir al cine era una experiencia espectacular; a título personal, mi “cinema Paradiso” fue el Ópera, en San Cosme, y como Totó adulto, me pesa mucho el estado actual de aquel cine, donde sólo quedan recuerdos, gratos recuerdos…

4.- Cuando me volví asiduo del Canal Once, en la década de los 90, entre todas las películas allí programadas, tuve la fortuna de ver, además de La misión, de Roland Joffe; La jaula de las locas, de Edouard Molinaro; Todos están bien, de Giuseppe Tornatore; ¡Átame!, de Pedro Almodóvar; Queimada y La batalla de Argel, de Gillo Pontercorvo, y Érase una vez en América, de Sergio Leone, por mencionar sólo algunas, pero todas con una cosa en común: la música de Ennio Morricone. Veinte años después, gracias a la programación de TV UNAM, he vuelto a ver esas películas, y la conmoción resultante de mi escucha de sus bandas sonoras, me regresa a esos años, de incipiente cinefilia, renovada y presente, al momento en que escribo estas líneas.

5.- Durante varios años, en Radio UNAM existió un programa llamado Música en imágenes, producido por Rafael Castanedo, que se dedicaba a la música compuesta para la pantalla de plata; entre los compositores que descubrí en el tiempo que fui su fiel radioescucha, se encontraba Ennio Morricone. Ahí tuve la dicha de conocer sus trabajos para Dos mulas para la hermana Sara, de Don Siegel (protagonizada por Clint Eastwood, actor principal de la trilogía de spaghetti westerns de Sergio Leone) y Sostiene Pereira, de Roberto Faenza (con Marcello Mastroianni en el papel principal). En el caso de Sostiene Pereira, lloré de principio a fin con la canción emblema donde el talento de Morricone encontró en la cantante portuguesa Dulce Pontes a una de sus máximas intérpretes.

6.- Además de su estrecha colaboración con el cineasta Sergio Leone (viejo compañero suyo en años escolares), Ennio Morricone ha colaborado con suma frecuencia con Giuseppe Tornatore, en los ya mencionados Cinema Paradiso, Todos están bien, y en otras películas como El fabricante de estrellas, La leyenda de 1900, Una simple formalidad, Malèna, Baaria o El mejor postor. Con El fabricante de estrellas me sucedió algo extraño. La historia de un supuesto descubridor de talentos que recorre toda Sicilia vendiéndole a la gente el sueño de irse a Hollywood a triunfar, me recuerda en algo que los escritores somos “fabricantes de estrellas”, que al hacer propias las ilusiones ajenas, al final del día encontramos las propias, como Joe Morelli (interpretado por Sergio Castellitto), quien encuentra en Beata, joven pueblerina, a su gran ilusión para vivir, con el pretexto de una nueva vida de película.

7.-   Una de las cantantes favoritas de mi gran amiga Rosalía Velázquez Estrada, es la estadounidense Joan Baez, quien, a principios de los años 70, colaboró con Ennio Morricone en la banda sonora del filme Sacco y Vanzetti, de Giuliano Montaldo, en torno a dos inmigrantes italianos en Estados Unidos, Nicola Sacco y Bartolomeo Vanzetti, víctimas de un proceso injusto y oprobioso en los años 20. La participación de Joan Baez en la banda sonora radica en dos canciones: “The ballad of Sacco and Vanzetti” y la famosísima “Here’s to you”, favorita de Rosalía. (“Tengo ese disco, por cierto…”, me dijo alguna vez.) Cada vez que la escucho, no resisto las ganas de llorar, porque me recuerda mucho a ella, a su espíritu combativo, a su generosa inteligencia…

8.- Hace algunas semanas, se anunció desde España la concesión del Premio Princesa de Asturias de las Artes a Ennio Morricone, junto a su colega estadounidense John Williams, distinción que se une a sendos premios Oscar que recibió en 2006 (de manera honoraria) y diez años después, por la partitura de Los ocho más odiados, de Quentin Tarantino, dentro de su sexta nominación en la categoría de Mejor Banda Sonora. (Las cinco nominaciones previas fueron por Días de gloria, de Terence Mallick; La misión; Los intocables, de Brian De Palma; Bugsy, de Barry Levinson, y Malena.) La mejor distinción para un compositor de enorme genialidad reside en su atenta escucha.

9.- Al enterarme de la noticia del fallecimiento de Ennio Morricone, lo primero que hice fue buscar la música de las películas que iba recordando en ese momento: La misión, Queimada, Todos están bien, Cinema Paradiso, El fabricante de estrellas, La jaula de las locas, Búsqueda frenética (de Roman Polanski), Los intocables, Dos mulas para la hermana Sara, Sacco y Vanzetti, Érase una vez en América y Sostiene Pereira, cuya canción emblema, “A brisa do coração”, compartí en mi cuenta de Twitter, acompañada de las siguientes palabras: “Como el protagonista de Sostiene Pereira, supo escuchar las razones del corazón… para obsequiarnos grandes partituras para cine”. En algún momento de la vida, siempre hay una obra de Ennio Morricone que se vuelve parte primordial, y otra que nos saldrá al paso del tiempo, sin lugar a duda.

(Grazie, maestro!)

babelises@hotmail.com

@Cliobabelis

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedInPrint this page

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Galería 2

  • El metro en contigencia sanitaria por el COVID-19
    Estación del Metro, Salto del Agua. Foto: Alfredo Martínez
  • Entrada a Celebrando la Eternidad
    Entrada Bosque de Chapultepec. Celebrando la Eternidad. Fotografía: Estrella V. Leonor
  • Celebrando la Eternidad
    Celebrando la Eternidad en el Bosque de Chapultepec. Fotografía: Estrella V. Leonor
  • Celebrando la Eternidad II
    Fotografía: Estrella V. Leonor
  • Celebrando la Eternidad I
    Fotografía: Estrella V. Leonor
  • Parque Ecológico Xochitla
    Ofrenda de Día de muertos Parque Ecológico Xochitla en Tepotzotlán Fotografía: Estrella V. Leonor
  • El xoloitzcuintle.
    elebrando la Eternidad. Fotografía: Estrella V. Leonor
  • Grabados de José Guadalupe Posada
    Celebrando la Eternidad. Fotografía: Estrella V. Leonor
  • Ofrenda Monumental Tepotzotlán
    Fotografía: Estrella V. Leonor
  • Día de Muertos en Tepotzotlán
    Día de muertos en Tepotzotlán Fotografía: Estrella V. Leonor
  • Catrina 2019
    Catrina en Tepotzotlán Fotografía: Estrella V. Leonor
  • Ecos del 15 de septiembre...
    Fotografía: Irma Váldez
  • Ecos del 15 de septiembre...
    Fotografía: Irma Váldez
  • Mar
    Fotografía: Carolina Bello
  • Olas de mar
    Fotografía: Carolina Bello
  • Paisaje de playa
    Fotografía: Carolina Bello
  • Nubes
    Fotografía: Carolina Bello
  • Paisaje de carretera
    Fotografía: Carolina Bello
  • Playa
    Fotografía: Carolina Bello
  • Camino a la pirámide del Sol, Teotihuacán
    Fotografía: Estrella Vianey Leonor Torres
  • Vista de la pirámide de la Luna
    Fotografía: Estrella Vianey Leonor Torres
  • Paisaje de Teotihuacán
    Fotografía: Estrella Vianey Leonor Torres
  • Pirámide del Sol, Teotihuacán
    Fotografía: Estrella Vianey Leonor Torres
  • Paisaje panorámico de Teotihuacán
    Fotografía: Estrella Vianey Leonor Torres
  • Pieza del museo de la Cultura Teotihuacana
    Fotografía: Estrella Vianey Leonor Torres