Acordeón para políticos

Escrito por Jose Carlos Robles Montaño el . Posteado en A Pleno Sol

* Acordeón para políticos

*Sentencia: el que se enoja pierde

EPISODIO NACIONAL.- Sexenios atrás, cuando a los políticos mucho les preocupaba aparecer ante sus gobernados como funcionarios con legitimidad, honestos, democráticos, bien informados y sobre todo patriotas, tuvieron a su servicio profesionales del periodismo y de la comunicación,  conocedores profundos de la historia de México y del mundo, intelectuales  que les hacían síntesis de los mejores libros en circulación ,de obras recientes de pintores mexicanos y extranjeros,  con el fin de estar enterados de lo que pasaba en el mundo intelectual.

Quien fuera director de los Ferrocarriles Nacionales de México durante el gobierno de don Adolfo Ruiz Cortíez,   Roberto Amorós cultivó, desde siempre, amistad con intelectuales de aquellos tiempos como los escritores José Luis Martínez, Ali Chumacero y mantuvo comunicación con  el que sería luego premio Nóbel,  Octavio Paz,  con  Elena Garro.y con quien ya despuntaba como un literato de grandes luces, Carlos Fuentes.

Si bien don Roberto mantenía hilo directo con ellos,  el mejor diseñador de diarios y revistas de aquellos años, caricaturista de excelencia y un helenista fuera de serie Alfredo Valdez “Cascabel” , era quien  los encaminaba con el veracruzano  para que le dieran las novedades literarias del momento, que luego él se las hacía llegar al presidente en forma de libro con la síntesis del texto adjunta. Por eso don Adolfo podía comentar sobre textos  en boga, sin equivocarse.

Don Pepe López Portillo fue un  intelectual que llegó a presidente. El jalisquillo, como se decía porque “se le daba la gana” lo mismo hablaba de literatura griega, romana, española, inglesa y hasta gringa sin equivocarse . Daba nombres de autores,   fechas de la publicación de las obras y nombres de escritores, inventores y personajes del mundo científico.

Sin embargo, al paso de los años, comprobamos que el fuerte de los más picudos políticos de México,  de chile, de dulce y de manteca , la lectura no es su fuerte. Que en muchos de los casos, su libro de cabecera es la Biblia, que dan por cierta la aparición guadalupana como los televisos y hasta los magnates de la empresa Inter. Jet ahora todo el mundo lo sabe. Pocos, sin embargo tienen como libro de cabecera nuestra Constitución.

Es por eso, que  luego de los derrapones literarios  que han tenido varios de nuestros políticos, no son pocos los que han decidido contar con expertos en la materia que los pongan al tanto sobre los éxitos que hay en librería. Los que no cuentan con presupuesto para pagar a ese tipo de analistas,  se contentaron con sólo traer en la bolsa algún “acordeón” con  libros del momento, que por supuesto no han leído para estar preparados y bien informados por si algún puntilloso reportero les pregunta ¿ qué libros han leído y el nombre de los autores?.

BILIS

Bien dice el viejo adagio “ que el que se enoja pierde”.Quien sinn duda ya se enojó, de tiempo atrás es el residente de Los Pinos porque sólo sus domésticos le hacen segunda en su obsesión por acabar a balazos con el multimillonario negocio del crimen organizado.

No ha habido foros  políticos, industrial, de comerciantes y de mandatarios “patito” en donde una y otra vez levante la voz, gesticule y manotee para convencer a sus interlocutores de que ya no deben dejar el tiempo para enfrentar con decisión y coraje a los criminales del narcotráfico que no sólo asesinan a gente inocente, que corrompen a la gente y a la autoridad con  su dinero, sino que ponen en peligro nuestra democracia y procesos electorales que están por llegar como los presidenciales del 2012.

Si el michoacano insiste en que todos los ciudadanos nos pongamos las pilas para cooperar en esa guerra contra los malos es porque bien sabe que el tiempo ya se le agotó para ganar esa lucha. Por eso vuelve a regañar en público a los militantes panistas para que como él, friten a los cuatro vientos que hay que derrotar a los cárteles de las drogas, los que manejan buna parte del comercio de mariguana en los mismos Estados Unidos.

ESFUERZO

Sin embargo, hay algo más del por qué el michoacano ya se enojó, según comentan quienes lo conocen bien: porque está cierto de que las elecciones presidenciales del 2012 las ganará el candidato del PRI, partido que odia y al que no quisiera dejar en la silla de Los Pinos. Por eso busca desprestigiar al tricolor, más de lo que está. Y ría, si quiere, pero también saltan versiones de que preferiría entregarle la banda presidencial a Andrés Manuel López Obrador, con todos los riesgos que la decisión llevara, antes que al priísta Peña Nieto, quien con todo su derecho lo ha criticado por tratar de descalificar las elecciones que vienen.

jcrobles_aplenosol@yahoo.com.mx

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedInPrint this page

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario