EL CANCER DE PEÑA NIETO

Escrito por Adolfo Pérez Sánchez el . Posteado en Cosas de la Política

 

     Del cáncer de próstata que padece Enrique Peña Nieto poco o nada se ha dicho hasta ahora, y aunque en fase inicial, no deja de ser un padecimiento de cuidado, por aquello de que dicha enfermedad no tiene “palabra de honor”.

     De éste y otros temas se habló con el periodista y autor político, Rafael Loret de Mola, por espacio de tres horas con los integrantes del grupo María Cristina, en su reunión semanal de cada viernes.

     Con una larga trayectoria en el periodismo y como autor de temas políticos, con más de un millón y medio de libros vendidos, Loret de Mola compartió información y algunas de sus experiencias como una charla privada con Mario Aburto Martínez, preso en el penal de alta seguridad del altiplano, antes Almoloya, por el crímen de Luis Donaldo Colosio,  y desde luego habló de su más reciente obra,  NUESTRO INFRAMUNDO,  bloqueada por la editorial Océano por incluir datos sobre el alcoholismo del Presidente Felipe Calderón.

     Durante la amena plática comentó que Enrique Peña Nieto padece cáncer de próstata en fase inicial, y haciendo gala de aguda ironía, señaló que “los priístas se conforman con que les dure siete años”.

     Pero tratándose del presidenciable más aventajado del PRI a la Presidencia de la República, el asunto no es menor e independientemente de que nadie tiene la vida comprada, no deja de sorprender el estado de salud del político mexiquense por las pretensiones políticas a las que aspira.

     Habrá que estar atentos del estado de salud de Peña Nieto por las repercusiones políticas que pudiera tener respecto a su inminente candidatura a la primera magistratura del país, porque lo peor que le podría suceder al PRI, sería competir con un candidato enfermo, que invirtió seis años para construir una imagen que hoy día lo mantiene en las preferencias de la intención del voto con una ventaja muy considerable respecto de sus adversarios, pero no se sabe cuál sería la reacción del electorado y de los propios priístas ante este escenario que señalamos.

     Respecto a su libro NUESTRO INFRAMUNDO, solo le diré, amable lector, que allí se podrá enterar cómo y por qué se inició en el alcoholismo Felipe Calderón Hinojosa, cuando era un jóven estudiante de la Escuela Libre de Derecho. El tema es relevante por tratarse del Presidente de la República y porque un señalamiento en ese sentido, exhibido en una manta en la Cámara de Diputados por Gerardo Fernández Noroña, diputado del PT, y comentado por la periodista Cármen Aristegui, desató tal escándalo que por algunos días la conductora fue suspendida de su programa radiofónico.

     Sabido es que el escritor es partidario del PRI, como lo fue su padre Don Carlos Loret de Mola, ex gobernador de Yucatán en los años setentas y también destacado periodista y escritor, muerto en trágico y extraño “accidente” carretero, jamás investigado por el gobierno de Miguel de la Madrid Hurtado y su secretario de Gobernación, Manuel Bartlett, con quien se topó en días pasados y al intentar saludarlo, Rafael lo dejó con la mano extendida al tiempo de expresar “yo no saludo a hijos de puta”.

     Queda para el anecdotario la respuesta que recibió del ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas cuando le preguntó cómo ve las elecciones en Michoacán: “Yo veo con muy buenos ojos a Fausto Vallejo”, y como yo soy cardenista, subraya Loret de Mola, “pues también veo con muy buenos ojos a Fausto”. Esta respuesta dice mucho sobre la alta probabilidad de que el PRD pierda la elección en esa entidad por no contar con el apoyo del cardenismo.

     Habrá que seguir con atención la obra literaria de Rafael Loret de Mola, quien se jacta de nunca haber sido reconvenido en público por lo que escribe. En hora buena.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedInPrint this page

Etiquetas:

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario