MICHOACAN, PLAZA CALIENTE

Escrito por Adolfo Pérez Sánchez el . Posteado en Cosas de la Política

Se calienta el ambiente político en Michocán por el artero asesinato del presidente municipal de La Piedad, Ricardo Guzmán Romero, perpretado paradójicamente en el día de la celebración de muertos, y a unas horas  de que el secretario de Gobernación, Francisco Blake y el Gobernador Leonel Godoy, declararan como óptimas las condiciones de seguridad para el desarrollo del proceso electoral por el que se renueva el gobierno estatal, el Congreso y los Ayuntamientos.

     La última elección del año que termina se disputa en Michoacán, entidad que por diversos motivos es foco de atención a nivel nacional. A saber, es la tierra del Presidente Felipe Calderón, su hermana mayor Luisa María, ” La Cocoa”, es candidata por el PAN-PANAL al gobierno estatal y compite contra el priísta Fausto Vallejo en alianza con el Partido Verde Ecologista de México, y Silvano Aureoles Conejo del PRD con apoyo del PT y Movimiento Ciudadano, antes Convergencia.

     Michoacán es también asiento del hombre de Jiquilpan, general Lázaro Cárdenas del Río y de su dinastía, representada hoy por su hijo Cuauhtémoc y que han gobernado cuatro sexenios ese Estado.

     Comparten también esa geografía “La Familia Michoacana”, “Los Templarios” , el diputado prófugo Julio César Godoy y “La Tuta”, y además fue el escenario del llamado “michoacanazo” con que inició su guerra contra el narco el residente de los Pinos.

     Una combinación altamente explosiva que ha llevado al Gobernador Leonel Godoy y al secretario de Gobernación, Francisco Blake a firmar un Protocolo que garantice la seguridad “antes, durante y después” del mencionado proceso electoral” que tendrá verificativo el próximo 13 del mes en curso.

     Por lo pronto hay más de 120 quejas en procedimiento especial,  presentadas por todos los partidos ante el IEM, el IFE y la Fiscalía Especial para Delitos Electorales, por lo que se avisora una probable judicialización del proceso, contaminado por la descalificación de los contendientes, la guerra sucia, la renuncia de candidatos amenazados por la delincuencia organizada y las denuncias de inequidad, y agravado por el crímen del edil de La Piedad.

     Hay mucho en juego en esta elección, porque si gana o pierde el PAN, se dirá que ganó o perdió el Presidente Calderón. Si gana la alianza PRI-PVEM se le dará la paternidad del triunfo a Enrique Peña Nieto, y si pierde, la derrota se adjudicará sin duda al cada día más desprestigiado Humberto Moreira, todavía presidente del CEN del PRI.

     El PRD se ve lejano del triunfo, aunque su candidato Silvano Aureoles está obligado a decir que ganará, al tiempo que señala que de no ser así, pedirá un recuento “voto por voto”.

     Michoacán ha servido de pasarela a los presidenciables de todos los partidos, lo mismo se ha visto por esas tierras haciendo proselitismo partidista a Enrique Peña Nieto que a Ernesto Cordero Arroyo, a Josefina Vázquez Mota y a Santiago Creel Miranda, y en breve se espera la presencia de Andrés Manuel López Obrador y de Marcelo Ebrard, aunque en eventos por separado, por algo será.

     La moneda está en el aire, aunque la puntera en las encuestas es la panista Luisa María Calderón, seguida de Fausto Vallejo del PRI y muy por abajo Silvano Aureoles del PRD.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedInPrint this page

Etiquetas:

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario