EL HURACÁN TRUMP SE LLEVÓ A VIDEGARAY

Escrito por Adolfo Pérez Sánchez el . Posteado en Cosas de la Política

 

Por: Adolfo Pérez Sánchez

    El huracán Donald Trump acabó con las aspiraciones presidenciales del doctor Luis Videgaray Caso. Puso al presidente Peña Nieto contra la pared y lo expuso a una crítica jamás antes vista ante la opinión pública nacional e internacional, además de conflictuarlo con la candidata demócrata al gobierno de Estados Unidos y de paso con el presidente Barack Obama.

    Fue una pésima decisión, por decir lo menos, la invitación a Trump para venir a México, aunque Peña Nieto y sus cercanos digan lo contrario. Les faltó pericia y colmillo para amarrar la otra invitación hecha a Hillary Clinton, antes de acceder a la respuesta del candidato republicano.

    Dar trato de jefe de Estado al candidato Trump, que ha ofendido a los indocumentados mexicanos a lo largo de su campaña, llamándolos criminales, violadores, “traen drogas y  portan enfermedades infecciosas”, además de proponer la construcción de un muro a lo largo de la frontera pagado por México, desató gran indignación entre políticos, analistas y ciudadanos.

    Cualquier cantidad de adjetivos cayeron sobre el presidente Peña Nieto, desde traición a la Patria, hasta calificar su decisión de “estúpida” e “idiota”. Si su popularidad iba a la baja, en caída libre, con esto queda a ras de suelo, se vio ante Trump como un presidente pusilánime, sin valor para reclamar por las ofensas, empequeñecido y débil.

    En la víspera del llamado informe presidencial, cuyo nuevo formato deja mucho que desear, se derrumbó el mundo virtual que habita el presidente mexicano. Se percató del error cometido, aunque no lo reconozca en público, pero la renuncia del Secretario de Hacienda, anunciada hoy ( 7 de septiembre) así lo indica. A Videgaray Caso se le adjudicó la idea de invitar a Trump y entrar en contacto con su equipo al margen de la secretaría de Relaciones Exteriores de México y de la propia secretaría de Gobernación, cuyo titular, dicen ofreció cancelar la visita y dimitir al cargo.

    Si la visita de Trump hubiera sido un acierto no habría motivo para la renuncia de Videgaray, a quien se refirió el presidente hoy en la ceremonia del anuncio de su relevo como “un funcionario leal, comprometido con el desarrollo del país”. Le agradeció su labor, destacando su participación en la aprobación de la reforma hacendaria y la reforma financiera, y remató “ muchas gracias Luis, por el servicio que has prestado a la nación”. Y entonces?, si era tan leal y eficiente por qué lo despide?. La única razón sería por la grave crisis política que le ocasionó la visita de Trump, quien ahora lo ha llamado públicamente “mentiroso” y ha amenazado, de llegar a la presidencia de EUA,  con declararle la guerra a México.

    Esta, podría considerarse, es la mayor crisis política que ha vivido el peñismo, interna y externa, la otra es la reforma educativa que ha ocasionado pérdidas millonarias, bloqueos carreteros y los muertos de Nochixtlán, Oax., y parece no tener fin.

    Sigo pensando que a estas alturas del sexenio “no entienden que no entienden”, en perjuicio de México, porque si los errores de Peña Nieto y su pandilla los afectara solo a ellos no habría mayor preocupación. Pero no, sus yerros afectan a todo el país y eso es inadmisible.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedInPrint this page

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario