Foto tomada de www.mexicodesconocido.com.mx

Los tintoreros del México indígena

Escrito por Hugo Arturo Cardoso Vargas el . Posteado en Páginas del Pasado

La historia de los tintes comienza con la historia del hombre, quien después de satisfacer sus necesidades prioritarias descubre de tal medio que le rodea es posible extraer colores que, posteriormente, plasma en su cuerpo y en sus cuevas. Aunque lo más probable sea que en un principio se utilizaran para ablandar o endurecer fibras o barros, el gusto por el color ha sido un factor determinante en esa búsqueda de material tintóreo útil, pero, finalmente bello.

Poco a poco los colores comienzan también a ocupar un lugar significativo dentro de la cultura de las diversas sociedades; se les adjudican influencias positivas o negativas y se les asocia con lo divino, lo sagrado y lo terreno, los egipcios. Por ejemplo, enterraban a sus momias con vendas azules, teñidas quizá con añil, en tanto que los hebreos detectaban la jerarquía de una persona por el tono de la prenda que portaba.

Por otra parte, desde la época prehispánica los habitantes del México indígena han sabido aprovechar los recursos de la naturaleza para forjar un mundo policromado, en donde es posible encontrar una extensa gama de tonalidades que se imprimen en el barro, en el hilo o en la madera que tan hábilmente saben trabajar. Los frescos de Teotihuacan y Bonampak, los enseres domésticos y los códices hallados en zonas arqueológicas del país mantiene firme aún el color que les dieron sus hacedores hace ya muchos cientos de años.

Foto tomada de nvinoticias.com/ Christian Jiménez

Foto tomada de nvinoticias.com/ Christian Jiménez

Igualmente, las crónicas de los conquistadores narran, no sin cierto asombro, cómo los llamados hombres del maíz manejaban magistralmente el color y conocían todos los secretos de su obtención.

Foto: Patricia Briseño/ Excélsior

Foto: Patricia Briseño/ Excélsior

A casi quinientos años de la conquista española, el arte de los tintoreros se resiste a desaparecer y hoy mantiene la importancia y el significado que tuvo desde su origen. Los huicholes de Jalisco, los mixtecos de Oaxaca, los tarascos de Michoacán y los nahuas de Guerrero y Puebla, son sólo algunos de los grupos étnicos del país que continúan utilizando flores, tallos, hojas, plantas, líquenes, cortezas de árbol, tierras minerales, moluscos e insectos para dar colorido a su vestimenta y a sus piezas utilitarias. Esta actividad representa el resumen de siglos de historia y tradición, así como la herencia de conocimientos adquiridos de generación; el teñir con tintes naturales es, sin duda, una genuina manifestación cultural de los pueblos indios de México.

Hay tintes que se buscan porque habrán de teñir la prenda que usará la mujer en su boda, una autoridad tradicional durante una ceremonia ritual o, simplemente, permitirán distinguir a los habitantes de una comunidad de otra cercana. De manera tal que el hecho de que se sigan empleando ciertos colorantes no es fortuito; ello obedece a patrones socioculturales que en las más  de las ocasiones enorgullece y reafirma la identidad étnica de quien los sigue, aunque esto implica algunos riesgos.

Tal es el caso de los indígenas mixtecos en las costas de Oaxaca, quienes aplican en su vestimenta un tinte obtenido del caracol llamado Púrpura Pansa. Poco antes de aventurarse hasta los acantilados donde el molusco vive adherido a las rocas que se localizan a la orilla del mar, los hombres le piden permiso para no ser azotados por alguna ola. Luego de estimular al caracol a fin de que expulse el líquido que segrega cuando se ve amenazado, lo coloca nuevamente en su hábitat para que se recupere y reproduzca. No obstante, cabe señalar que este equilibrio ecológico que el mixteco ha podido guardar durante mucho tiempo, ha sido roto por algunas empresas trasnacionales, básicamente japonesas, que en un afán lucrativo realizan una exportación irracional de este recurso marino.

De entre la interminable lista de colorantes naturales que existen en el país, hay dos que son sumamente apreciados por los artistas del teñido: el añil obtenido de la maceración de una planta conocida con el nombre de náhuatl de quilite y la cochinilla de grana o nocheztl que es un parásito de cierto tipo de nopales que producen colores azul y rojo, respectivamente. Ambos constituyen materia prima esencial para la artesanía textil, fundamentalmente, y aunque las técnicas para su cultivo son conocidas desde tiempos prehispánicos, se han abandonado u olvidado paulatinamente por la irrupción de tintes artificiales o hilos ya coloreados como el acrilán. Asimismo, los precios estratosféricos a los que se cotizan en el mercado la cochinilla y el añil, son factores que han reducido considerablemente su empleo aun cuando algunos grupos indígenas se esfuerzan por cubrir sus requerimientos mínimos.

Imagen tomada de http://www.migrarescultura.es/historias/colorantes-de-america-cochinilla-y-achiote/

Imagen tomada de http://www.migrarescultura.es/historias/colorantes-de-america-cochinilla-y-achiote/

Ante la grave amenaza que lo anterior representa para el patrimonio cultural de las etnias mexicanas, el Instituto Nacional Indigenista, a través del Museo Nacional de Artes e Industrias Populares, en coordinación con la Dirección  General de Culturas Populares de la SEP y otros organismos oficiales, ha iniciado desde 1979 programas para propiciar la reutilización de tintes naturales y, al mismo tiempo, abastecer a los artesanos indígenas de material tintóreo a bajo precio.

De esta forma, se han impartido varios cursos  para lograr el uso y reposición  de tinte animales, mineral y vegetales: en Hueyapan, Puebla, los indígenas nahuas  han mostrado gran interés por recuperar los conocimientos de sus ancestros y hasta ahora han redescubierto más de sesenta colorantes diferentes: en Yucatán se ha dado la capacitación para el uso de tinturas y mordentes o fijadores y en Oaxaca se tiene instalado un vivero experimental para el cultivo de la cochinilla de grana.

 

(Sol Satélite, México D.F , 8 DE AGOSTO DE 1986. 2-6)

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedInPrint this page

Etiquetas:, , , , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario