proc

MEXIQUENSES INSIGNES JOSE MARÍA LOZANO

Escrito por Hugo Arturo Cardoso Vargas el . Posteado en Páginas del Pasado

José María Lozano nació el 5 de enero de 1823 en Texcoco. Sus padres, de los cuales se desconocen sus nombres, eran de origen humilde y a pesar de sus grandes penalidades lograron que José María concluyera los estudios primarios en su natal Texcoco. Más adelante a fin de realizar sus estudios preparatorios y superior, emigró a la Ciudad de México gracias al apoyo de sus familiares y en la capital de la República logró alcanzar el grado de licenciado en derecho.

Con su título profesional empezó a ejercer la abogacía en la capital. Pero como liberal convencido que era –y fue toda su vida- se incorporó a las filas del Partido al lado de destacados mexicanos como Melchor Ocampo, Ignacio Ramírez, Ignacio Altamirano que en torno a don Benito Juárez consolidaron la independencia nacional.

Gracias a su destacada participación política fue designado director del Colegio de la Paz, más adelante fue presidente del ayuntamiento de la Ciudad de México; estas actividades no impedían que siguiese ejerciendo su profesión siempre con un claro sentido de la justicia y al servicio de las clases necesitadas. Fue elegido presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación integrada por 11 ministros, 4 supernumerarios, un fiscal y un procurador general en su artículo 90.

Imagen tomada de http://www.gob.mx/pgr/acciones-y-programas/historia-de-la-procuraduria-general-de-la-republica

Imagen tomada de http://www.gob.mx/pgr/acciones-y-programas/historia-de-la-procuraduria-general-de-la-republica

Por otro lado, José María Lozano realizó varias incursiones en la producción literaria, aunque por su papel, como destacado funcionario público nunca fueron publicados y sólo se conserva un poema en El Parnaso Mexicano dedicado a Ignacio Rodríguez Galván. Según algunos biógrafos su producción -básicamente poética- está dispersa en la prensa mexicana del siglo XIX.

A pesar de todo lo anterior, mérito más que suficiente para aparecer en esta sección dedicada a los mexiquenses insignes, José María Lozano fue coautor junto con Manuel Dublán de una importantísima obra jurídica: Legislación Mexicana o Colección completa de las disposiciones legislativas expedidas desde la independencia de la República que inicio en 1876 y llegó al año de 1912 con 42 tomos en 51 volúmenes. Fuente obligada para los estudiosos de la historia del derecho y de la legislación mexicana desde la época colonial.

Entre las obras de José María Lozano encontramos Código Civil del Distrito Federal ordenado en forma de diccionario. México, 1872; Derecho hipotecario comparado, obra escrita en forma de lecciones para uso de los alumnos de la Escuela Especial de Jurisprudencia. México, 1873; Tratado de los derechos del hombre, Estado del derecho constitucional patrio en lo relativo a los derechos del hombre entre otra.

Junto con el Lic. Benigno Payró y el Ing. Miguel Bustamante formó, por encargo del Gobierno, un Proyecto de Ley minera para el D.F. y Territorio de la Baja California en 1876, proyecto que si bien estaba destinado sólo a esa circunscripción territorial, fue enviado a las autoridades de todos los Estados, pidiéndoles sus comentarios a la luz de la experiencia local. El proyecto dio lugar a varios folletos de observaciones y refutaciones, y fue el punto de partida para la reforma de la legislación minera del país, que culminó con la Ley de 1884. Junto con Alfredo Chavero, fue de los principales articulistas de La Prensa y colaboró también en otros periódicos de su época

Aunque años atrás murió este mexiquense insigne, José María Lozano falleció en la ciudad de México el 19 de marzo de 1893, y no vio concluida su obra pero su destacado papel en la vida política e institucional de México fue de gran importancia para la vida nacional.

Ya para concluir es necesario indicar que José María Lozano tuvo un homónimo, lo que dificulta en gran parte la investigación de la cuál es cuál. Aunque el otro Lozano (Octubre 29, 1878 – 17 Agosto 17, 1933) fue originario de San Miguel el Alto Jalisco. Desde 1890 fue un miembro más de la filas de los “científicos” grupo que apoyaba a Porfirio Díaz y en 1913 fue ministro de Instrucción Pública y Bellas Artes (11 de agosto al 15 de septiembre de 1913) y de Comunicaciones (15 de septiembre de 1913 al 10 de julio de 1914) durante el régimen del dictador Huerta.

De cualquier manera José María Lozano mexiquense insigne; el mexiquense de la Legislación Mexicana sólo hay uno y éste fue el que hemos reseñado parte de su vida.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedInPrint this page

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario