Crónica de una victoria denunciada

Escrito por Hugo Arturo Cardoso Vargas el . Posteado en Cultura, Entre la Fiesta y la Historia

Mi vida transcurría entre la incertidumbre de un inminente inicio de semestre en Acatlán y la expectativa de las fiestas patronales en el Distrito Federal; claro después de la borrachera festiva de fin de año. Incertidumbre que se incrementaba por la realización de un curso de actualización sobre la Teoría social y la teoría de la Comunicación para los profesores de la carrera de Comunicación.  Así que entre los escasos mensajes que me llegaron por el correo electrónico había uno que como tantos otros sólo servía de referencia sin más importancia que la información que contenía.

Así, al abrirlo me encontré que era la convocatoria para la elección de la nueva mesa Directiva de la Asociación de Cronistas del Distrito Federal para el periodo 2015-2016; Asociación a la que pertenezco desde 2007  y en el 2008 había tenido el cargo como secretario . La convocatoria que leía me pareció importante y un poco inoportuna. Inoportuna porque entre mis planes estaba el lanzar mi candidatura a la Presidencia de la Asociación pero para un par de años más tarde en que cuajaran y materializaran algunos otros de los proyectos académicos que desarrollo para y desde  la FES Acatlán.

Por ende, sólo leí y eliminé el mensaje en espera de conocer a las planillas que participarían y en su momento emitir mi voto por la que se ajustara a mis expectativas y a mi noción del futuro -a corto y largo plazo- de la crónica, de los cronistas y de su Asociación. En tanto esperaba que alguno de los colegas me llamara para solicitar mi apoyo; claro una vez conformada su planilla. Pero nada y aunque no fumo …  esperé y …  esperé y  … esperé.

Ante el silencio de los colegas asumí que no tenían interés ni en mi voto ni en mi participación más activa en alguna planilla. Así pasaron los días hasta que el 21 de enero recibí una llamada para convocarme a una reunión de cronistas. Más interesado por conocer cuál era el diagnóstico y cuáles las propuestas que se expondrían decidí asistir y de viva voz oír lo que cada uno de los colegas expresaban en torno a la situación de nuestra Asociación. Ahí me encontré viejos conocidos y grandes amigos que empezaron a cuestionarse sobre el futuro inmediato de nuestra Asociación y la coincidencia de todos era la necesidad de generar otra alternativa para no continuar con un lento, permanente y evidente deterioro no sólo entre los integrantes cronistas sino además en torno a la propia Asociación. El ejemplo más evidente es la pérdida de su página web por razones no vale sino recordar.

Comentarios de todos venían a favor y en contra de la gestión; pero en especial, de los errores que ponían en predicamento a la Asociación y su viabilidad. Desde el inicio yo hice saber, personalmente, a los colegas el por qué no podía aceptar, por el momento, el postularme a la presidencia de nuestra Asociación; esperaba concretar proyectos y concertar alianzas y en el próxima contienda electoral de nuestra Asociación ahora sí hacerme visible en la palestra. Pero la opinión de los colegas se fue centrando en mí; porque cada uno tenía razones para no presidir la planilla y contender por la presidencia.

Así que por darles voz a Unos que Nos Oponemos empezamos a trabajar en una planilla que registramos como Planilla UNO y que yo tenía el compromiso de encabezar como aspirante a la Presidencia de la Asociación. Después de cumplir con los requisitos aprobados por la actual Mesa Directiva se envió el registro de nuestra planilla a tiempo y en forma. La respuesta de la Mesa Directiva envío un correo en que aceptaba y daba por registrada nuestra planilla. Cómo el marco legal de la Asociación no lo impide ni lo prohíbe nos dimos, yo como mi otros colegas, a llamar a cronistas para hacer la correspondiente campaña de información en torno a la jornada electoral y que esperábamos votaran por nuestra propuesta la de la planilla UNO.

Nos presentamos finalmente el 27 de enero del 2015 antes de las 17:00 en el Museo Benita Galeana, sede provisional, de la Asociación de Cronistas del Distrito Federal y Zona Metropolitana. Los colegas cronistas poco a poco fueron llegando para formar el quorum y después de 20 minutos se inició la sesión. La jornada fue intensa porque después de cumplir con el orden del día y cubrir cada uno de sus disposiciones se llegó a la instauración del Colegio Electoral integrado por tres ex-presidentes de la Asociación que se encargaron de todo el proceso hasta llegar a la calificación de la elección. El resultado fue que gracias a un voto mal emitido -porque sufragó por la inexistente planilla Dos- nuestra planilla UNO ganó. Como pocas veces la elección fue muy … muy cerrada.

Y ahí podría haber acabado esta crónica con una victoria parcial; por un mínimo margen; pero al fin y al cabo una victoria para la opción que representábamos los UNO (Unos que Nos Oponemos). Pero la planilla contraria no quedó conforme con el resultado y para ser muy breve y no evidenciar a los colegas expresaron lindezas muy personales en contra de uno de los que calificaron el proceso que nos dio el triunfo y, especialmente, el compromiso para concretar las propuestas que habíamos expuesto. Esta fue y es una victoria denunciada, por sus opositores, como irregular.

Así lo que podía haber sido un simple ejercicio electoral de renovación en el cuadro directivo de nuestra Asociación se convirtió en una ocasión bastante desafortunada para enfrenar, una vez más, a los cronistas aglutinados en al menos dos proyectos diametralmente distintos. Por eso desde estas líneas les enviamos a los colegas cronistas; a todos -tirios y troyanos; del sur y del norte; del Poniente y del Oriente- para que se suman con sus proyectos, sus cuestionamientos; pero fundamentalmente en la coincidencia del proyecto común que debería ser la Asociación de Cronistas del Distrito Federal y Zona Metropolitana. Porque la diversidad reúne; pero la coincidencia fortalece.

Así, la alternativa que eramos los UNO se convierte en el propuesta que buscará no sólo lograr sus propósitos, sino además el compromiso mayor que consiste en hacer que cada uno de los cronistas, desde su propia posición personal e institucional, se suma y aporte sus propios proyectos y compromisos a esta mesa directiva del periodo 2015-2016 por el bien de todos los cronistas, la crónica y de nuestra Asociación.  Los colegas cronistas tienen la palabra de aceptar o no esta invitación a fortalecer nuestra organización.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedInPrint this page

"Trackback" Enlace desde tu web.