De la Gran Convivencia Medieval de Kamlot

Escrito por Hugo Arturo Cardoso Vargas el . Posteado en Entre la Fiesta y la Historia

Eran tantas y tan diversas las posibilidades de diversión -más ficticias que reales- preparadas por los más distinguidos y desconocidos establecimientos para celebrar a los niños en su día que era difícil para los padres tomar una decisión de a dónde llevar a los menores.

Porque vaya que el Día del niño, sólo después del Día de la Madre y el Día de San Valentín, es la fecha más redituable para el comercio en general; no importa que sean los despachaderos de “comida” rápida con todo y regalo de su “cajita in feliz” o “donde te embarras los dedos” que sean los sitios en donde se venden juguetes y otras chucherías y sólo por excepción los padres ingresan a almacenes en donde adquieren ropa para el menor. Siempre y cuando cumplan con los gustos de los niños.

Así, las familias fueron informadas por distintas fuentes de los distintos eventos culturales que se ponían a disposición de los niños; por eso el domingo 30 –por cierto también es día del Cronista, al menos para los legítimos de la Ciudad de México- desde muy temprano el Metro (como siempre, pero ahora con excesivo número de niños como pasajeros), los camiones, las micros, el Metrobús y en fin las calles, fueron invadidas, desde muy temprano, por los menores que sólo cuando concurren a la escuela se les ve expuestos a un sol abrazador, como dicen los poetas, que este día 30 lo fue en exceso con sus más de 32 grados Celsius.

Aunque un día antes habíamos cumplido con un compromiso familiar, allá al norte muy al norte en la Ciudad de Ecatepec y regresamos en Mexibus (cuánta originalidad) y el inevitable abordaje a una combi hasta el paradero del Metro Cuatro Caminos –el vulgar Mero Toreo- el moderno Mexipuerto (el talento me hace volar … aunque sea a Huixquilucan, pasando por Naucalpan) Cementos …. Cuatro Caminos.

Las chicas del grupo Kilbal Páax Foto: Hugo Arturo Cardoso Vargas

Más desvelados que desmañanados; porque vaya que nos encanta a mi nieta y a mí dormir mucho muy tarde e, inevitablemente, levantarse de la cama muy tarde.

Pero el domingo 30, como todos los domingos el único día en que los niños despiertan primero que sus padres (salvo mi nieta) nos levantamos todos muy temprano (como a las 8:00 a.m.) para prepararnos a un nuevo viaje ahora al otro extremo al sur donde termina el servicio del Metrobús que corre el tramo correspondiente a la Ciudad de México de la Carretera Panamericana.

La meta era el Deportivo La joya ubicada a la vera de la terminal en El Caminero. La razón asistir a la Gran Convivencia Medieval del Día del niño que organizaba Kamelot, el Castillo del rey que coordina Samuel Shapiro.

El sitio es un campo deportivo destinado, básicamente, a la práctica del béisbol y que es un verdadero oasis en medio de tanta construcción, cemento y pavimento en el sur de la Ciudad de México; porque aunque es pequeño la práctica deportiva siempre es importante hacerla y qué mejor en las condiciones óptimas (o lo más cercanas a ese nivel).

Por cierto, Kamelot, el Castillo del rey que coordina Samuel Shapiro es una organización interesante porque se echó a cuestas la enorme tarea de incorporar al imaginario nacional un campo referencial bastante lejano como es la Época o Edad Media con una duración de casi 900 años sin duda marcó no sólo la historia de Europa, sino como consecuencia de su expansión en el siglo XVI a todo el mundo.

Moros y cristianos (Las Cruzadas) en Kamelot Foto: De Clara Nila de Cardoso

Porque la Edad Media se centra en dos personajes principales uno Arturo el de la Mesa Redonda con sus caballeros y que tiene su origen mítico en la espada –la célebre Excalibur- encajada en la piedra que sólo Arturo logró arrancar de ese sitio y después de derrotar a los invasores sajones fue elegido rey de Inglaterra. Este mito de Arturo, con toda su controversia, dio origen a un género especial de literatura la denominada literatura artúrica del cual no es posible aquí sino mencionar.

En contraparte los franceses proporcionan a otro gran e imprescindible personaje: Carlomagno que se representa en las Danzas de los 12 pares en varios pueblos de la República Mexicana pero esa es otra historia.

Al reinado de Carlomagno, comúnmente, se le asocia con el Renacimiento carolingio, un resurgimiento de la cultura y las artes latinas a través del Imperio carolingio. Carlomagno  fue rey nominal de los lombardos desde 764, rey de los francos desde 768 e Imperator Augustus –emperador- desde 800 hasta su muerte; pero allanó el camino para establecer el Sacro Imperio Romano Germánico con la dinastía sajona. Junto a este personaje se recuerda a otro menos importante como Roldán.

Los españoles nos aportan a otro personaje, menos recuperado por el cine y la literatura; perdón la literatura y el cine; claro me refiero al paladín Rodrigo Díaz de Vivar: el Cid Campeador que enfrentó a los árabes. Se dice de este personaje que “Pese a su leyenda posterior como héroe nacional (y más concretamente de Castilla) o cruzado en favor de la Reconquista, a lo largo de su vida se puso a las órdenes de diferentes caudillos, tanto cristianos como musulmanes, luchando realmente como su propio amo y por su propio beneficio, por lo que el retrato que de él hacen algunos autores es similar al de un mercenario, un soldado profesional, que presta sus servicios a cambio de una paga.”

Pero en fin, estos personajes que por el exceso de los libros de caballería provocaron la demencia, dice Cervantes Saavedra, de Alonso Quijano sólo corresponden a Europa ni siquiera El Cid tiene referentes en el imaginario mexicano.

Por eso Shapiro y su empresa de la cultura y la historia medieval es atractiva porque nos permite, a pesar de todas las discusiones, acercarnos a una parte vedada –por muchas razones- de la historia de la humanidad.

La digresión era necesaria y espero no aburrida.

Regresando a la Gran Convivencia en el programa aparecían nombres de viejos, recientemente, conocidos amigos como los integrantes de Kíilbal Páax, del grupo Spiral, Proyecto Mictlán con su propuesta de cetrería así como Codex Festivus; claro sin olvidar a las tres líneas de Caballeros de Kamelot, el Castillo del rey. Mención especial merecen Merlín y Samuel Shapiro y en esta ocasión a la Princesa de Kamelot: Linda Escalante.

El truco de Merlín Foto: Clara Nila de Cardoso

Aparecieron nuevos amigos por ejemplo el grupo Nagmani, con las danzas gitanas de sus  4 bellas integrantes; el espectáculo ecuestre y las justas medievales de Horse Combat México y el cálido y luminoso espectáculo de Christopher Carmona y su malabarismo de fuego. Me quedaron a deber el Baile del dragón, a pesar de que vi el dragón cuando lo estaban inflando y creo que hasta reanimándolo porque no daba señales de vida.

Danza gitana del grupo Nagmani Foto: Clara Nila de Cardoso

Tal vez el calor, tal vez la altitud; pero en especial, la elevada contaminación del Valle de México provocaron una fuerte impresión en la salud del dragón y fue declarado incapacitado para actuar, por ese día. La insolación hasta al dragón afectó como a muchos de los asistentes a la Gran Convivencia.

Pero eso no fue causa de que la gente se alejara desolada pero además desalentada por el espectáculo. Porque el esfuerzo de los Caballeros de Kamelot es impresionante: tuve la oportunidad de tener en mis manos una espada y vaya qué pesa. Soportarla en una sola mano requiere de fuerza ahora me imagino que para manipularla debe ser mucho más difícil para los Caballeros que además portan escudo o como en algunos de los combatientes usan hasta dos espadas. Casi todas las espadas están melladas, por el uso, los combates y el entrenamiento. Pero ese deterioro es lucido por el guerrero porque son las huellas de sus innumerables combates.

La invasión de los caballos de acero Foto: Clara Nila de Cardoso

Pero el programa fue muy interesante y mantuvo a los asistentes al pendiente de las “acciones” -como dicen los “cronistas” deportivos cuando narran lo que, supuestamente, sucede en la cancha- que nos llevaban de las cómodas aunque muy calientes sillas, a pesar de la enorme lona amarilla, hasta el riesgoso piso rojo donde se realizaron el espectáculo ecuestre y las justas medievales y al final el malabarismo de fuego.

Después de la presentación de Christopher Carmona el público empezó a desfilar a la salida y, poco a poco, se fue quedando vacío el Deportivo. De  los pocos que seguíamos ahí recuerdo al grupo de motociclistas que hacían las delicias de chicos, al fin era su día, y de algunos mayorcitos que aprovechamos para la foto. Estaban disfrutando de la sombra bajo un sol quemante y refrescándose con una cebada envasada hasta la barda del jardín central. En otro lado de la cancha entre jardín central e izquierdo los distintos puestos empezaron a desaparecer hasta despejar el campo. Los últimos en salir, seguro, fueron todos los que se encargan de la logística y de las mudanzas de toda la parafernalia que se mueve de función en función para Kamelot el Castillo del rey.

Los Caballeros de Kamelot con los niños de CEMDYS, A.C. (Centro Especializado en Múltiple Fiscapacidad Y Sordoceguera, A. C.) Foto: Hugo Arturo Cardoso Vargas

Los Caballeros de Kamelot con los niños de CEMDYS, A.C. (Centro Especializado en Múltiple Fiscapacidad Y Sordoceguera, A. C.) Foto: Hugo Arturo Cardoso Vargas

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedInPrint this page

"Trackback" Enlace desde tu web.

Comentarios (4)

  • Yalina Gómez

    |

    Sólo me gustaría rectificar que los niños que aparecen en la última fotografía son de CEMDYS, A.C. (Centro Especializado en Múltiple Fiscapacidad Y Sordoceguera, A. C.) Ojalá pudieran corregir el pie de foto.

    Saludos y muchas gracias!

    Responder

    • Flor y Látigo

      |

      Gracias por la información, ya fue corregida. Saludos

      Responder

  • francisco avila gonzalez

    |

    SR HUGO ARTURO CARDOSO VARGAS.
    SOLO PARA PEDIRLE DE FAVOR QUE SEA TAN AMABLE DE CORREGUIR EL TEXTO DE QUE LOS NIÑOS QUE APARECEN EN LA FOTO CON LOS CABALLEROS DE KAMELOT SON NIÑOS DE CEMDYS (CENTRO ESPECIALIZADO EN MULTIPLE DISCAPACIDAD Y SORDO CEGUERA) Y NO DE CHOCHO COMO USTED MENCIONA

    MUCHO AGRADECERE TOME EN CUENTA MI PETICION DE CORREGIR ESTE ERROR YA QUE PARA NOSOTROS LOS PAPAS DE CEMDYS ES DE SUMA IMPORTANCIA Y UNA BUENA PUBLICACION COMO LA QUE USTED PRESENTA DEBE SER FIDEDIGNA.
    POR SU ATENCION MUCHAS GRACIAS Y ESPERO SU RESPUESTA

    Responder

    • Flor y Látigo

      |

      Lamentamos los inconvenientes, ya fue actualizada la información con los datos proporcionados. Gracias.
      Saludos

      Responder

Deja un comentario