LAS HORAS DE MI AGENDA

Escrito por Ulises Velazquez Gil el . Posteado en La Marcha de las Letras

Ulises Velázquez Gil

Día Internacional del Libro 2021. Una de las cosas que se llevó el protocolo pandémico, son las ferias y festivales relacionados con el tema del libro, al menos, de manera presencial; sin embargo, las nuevas herramientas tecnológicas se volvieron el medio idóneo para que sí lleven a cabo dichos sucesos, y con resultados acertados. Las ediciones virtuales -y abreviadas- de la FIL Guadalajara, la Feria de Minería y las universitarias al interior del país, lo demuestran a cabalidad.

Con todo y este fervor presente en el aire, el firmante de esta columna no podría darse abasto, puesto que necesitaba estar entre libros para sentirlo. Y como las librerías -con todo y medidas de sanidad- seguían en pie de venta, resolví darme un paseo por éstas, en particular, las del Fondo de Cultura Económica. Con esa convicción en la cabeza, y aprovechando mi tránsito por el centro de la Ciudad de México, pasé a la “Juan José Arreola”, en la esquina de Eje Central y Venustiano Carranza, y a semejanza de visitas anteriores a la “Octavio Paz”, en el sur de la ciudad, me encontré un apartado de ofertas, entre las cuales estaba un viejo conocido: un ejemplar de Si bebe agua de este pozo nunca saldrá del pueblo, volumen de homenaje a Adolfo Castañón por la concesión del Premio Xavier Villaurrutia. (“¿Me lo llevo o lo dejo?”, pensaba. “Ya sólo tengo mi ejemplar…”) Y seguí mi tránsito por los pasillos y anaqueles. Luego de muchas vueltas, me decidí por Futurama. Literatura y ciencia a través del tiempo de Carlos Chimal, y otro más para obsequio. Al momento de pagarlos, de regalo se me dio a elegir algún ejemplar de la colección Vientos del pueblo. Me decidí por Los convidados de agosto de Rosario Castellanos.

Días después, eché al correo el ejemplar de obsequio, junto a otro de la antología donde participé con algunos poemas y una Revista de la Universidad de México. Al momento de que mi paquete fue pesado por el empleado postal, al notar que todos mis envíos eran de índole bibliográfica, me compartió la siguiente confidencia: desde hace tiempo, estaba a la búsqueda de El galano arte de leer. Le pasé un dato sobre dónde localizarlo, y quedó muy contento. (De cualquier manera, como buen cazalibros, conservaré el dato por si me lo encuentro en el camino…)

Un día antes del tan esperado Día Internacional del Libro, me armé de valor para visitar un lugar muy sonado por colegas y amigos: la librería Casa Tomada, por los rumbos de la Condesa. En realidad, sólo sería una visita rápida, pero me demoré ahí un poco más de la cuenta, porque, como suele suceder con toda gente de libros, la disyuntiva de llevarse uno en lugar de otro. Y así pasó. Cuando ya tenía en mis manos sendos libros de la editorial Almadía (Llegar al mar de Jorge F. Hernández y One Hit Wonder de Joselo Rangel), recordé que una colega muy querida dijo lo siguiente del libro escrito por el integrante de Café Tacvba: “parece que lo editó su peor enemigo”, es decir, adolecía de un cuidadoso trabajo editorial, y lo regresé a la mesa de donde lo había tomado, para después elegir otro título: Correo del otro mundo de David Huerta, publicado por Grano de Sal. Pagué mis ejemplares y por cortesía de varias editoriales independientes -entre éstas, las de los libros recién comprados-, recibí un ejemplar del libro conmemorativo del 23 de abril.

Aunque a ratos me abrume la constante multiplicación de los libros, de algo estoy seguro: de su partida hacia otras manos que los disfruten e, incluso, de seguir prodigando sus maravillas. Hace unas horas, olvidé a propósito en un vagón del metro un ejemplar que ya cumplió su tiempo conmigo, y con quien lo encuentre, no dudo que se dé esa misma magia. (Para él, ella, y ustedes, ahora y siempre, #FelicesLecturas.)

Me acuerdo de Toni Rodríguez. Nuevamente, el mundo del doblaje en México se pone de luto con el reciente fallecimiento de la actriz Toni Rodríguez, conocida por muchas generaciones como la voz en español de Misato Katsuragi, personaje de la serie Neon Genesis Evangelion, transmitida a mediados de los años 90 del siglo pasado. Aunque Misato es de sus personajes más conocidos (por no decir el más importante), el talento de Toni destella en otros más, como Donna Martin (Beverly Hills 90210) o la Pitufina, en las películas recientes de Los pitufos.

Sin embargo, no fue por obra del doblaje de series y películas donde supe de su existencia. Fue a mediados de los años 90, precisamente, cuando escuché su voz en un programa de radio de nombre La casita de los espíritus, que se transmitía de lunes a viernes, de 10:30 a la medianoche, por la entonces Radio Sportiva 690 am. En dicho programa, Toni compartía afanes y empeños con otros colegas suyos del doblaje: Mario Castañeda (quien hizo la rúbrica del programa a la manera del intro de Los años maravillosos), Moisés Palacios (voz oficial de Woody Allen en México y conocedor de la historia del rock), Luis Alfonso Mendoza (¡El Conde Pátula!), Héctor Ortiz (roquero de carrera larga y consumado imitador de Elvis Presley para espectáculos nocturnos), entre otros actores. Con un tema en mente, esta troupe hacía de las suyas para divertir al radioescucha. Cuando la estación se transformó en Ondas del Lago, todo su elenco se incorporó a La novela 690, en un intento de reanimar el género de la radionovela, pero con temas de actualidad, que iban del asesinato de José Francisco Ruiz Massieu hasta la vida de Diana de Gales, donde Toni y sus compañeros de La casita… alternaron con otros colegas suyos, como Humberto Vélez, Patricia Palestrino, Joana Brito y hasta Francisco Colmenero, decano del doblaje.

Con todo y que La novela 690 fue importante para Toni Rodríguez, en Ondas del Lago también se dio chance de participar en el programa Con la música por dentro, donde cada semana se rotaba la conducción. En las ocasiones que tuvo esa oportunidad, Toni nos llevó por los temas de la tevé y por una de sus grandes pasiones: la cultura griega a través de su música. (Apenas supe que también fue profesora de griego en la UNAM, y por sus conocimientos sobre Grecia tuvo la fortuna de participar con Televisa Deportes y Fox Sports, en el marco de los juegos olímpicos de Atenas 2004.)

Cuando Canal 22 dedicó los lunes por la noche a la transmisión de anime, la primera serie que abrió esa barra semanal fue, precisamente, Neon Genesis Evangelion. Una vez que terminé de verla, me nació la curiosidad de buscar la versión doblada, y gracias a una exhaustiva búsqueda en YouTube, di con ésta. Cuando escuché a Misato Katsuragi, me quedé boquiabierto: ¡era la voz de Toni! Gracias a ello, me terminé de enamorar de ese personaje. (Con todo y que respeto la voz original, Toni le dio a Misato un matiz irrepetible. Y aunque en el mundo del doblaje, nadie es dueño de los personajes, es imposible disociarlas.)

En años recientes, he visto su trabajo en telenovelas y programas unitarios de TV Azteca, pero donde me impactó, casi de la misma manera que con Evangelion, fue doblando a Rosamund Pike en La versión de mi vida, donde el personaje de Miriam Grant, locutora de una estación radial de Nueva York (de quien se enamora el protagonista, interpretado por Paul Giamatti), me remitió, de inmediato, a su trabajo en Sportiva y en Ondas del Lago. (Y luego, la manera en que anuncia sendas canciones de Leonard Cohen tiene algo de sensual, casi erótica…)

Cuando se apaga una voz emblemática del doblaje en México, el ambiente se vuelve más desolador, pero no del todo cuando escuchamos de nueva cuenta esas voces por obra del cine, la tevé y las plataformas de streaming. Así pasará también con Toni Rodríguez, cuya voz seguirá ganando batallas más allá de todo. A título personal, además de los diálogos de Misato Katsuragi, me quedaré con aquellas escenas de La versión de mi vida, cuando anuncia por la radio “Dance me to the end of love” y “I’m your man”, respectivamente. Ya ustedes tendrán otras opciones, pero todas destellan un talento desmedido.

(¡Gracias, Toni!)

Cita musical. “San Juan de Letrán de siempre,/ de todos los días, de toda la gente./ San Juan de Letrán de prisa,/ que entre pena y risa, todo es un carnaval.// Refugio de aventureros,/ turistas y pregoneros,/ paredes de gran historia,/ de luces y trajes nuevos;/ rincón de conocedores/ que arreglan todo en el café…” (“San Juan de Letrán”).

A guisa de homenaje al cantautor yucateco Sergio Esquivel (1946-2021), creador e intérprete de grandes canciones, como “Un tipo como yo”, “Qué alegre va María”, “Poema a mi hijo” y la ya mencionada “San Juan de Letrán”, uno de varios himnos entrañables a la Ciudad de México.

Felipe Leal en El Colegio Nacional. Tanto al urbanista como al arquitecto bien le quedaría a la medida el siguiente fragmento de la canción arriba citada: “señores muy importantes/ que han escapado del reloj”. Y no es para menos, dado que a la arquitectura como al urbanismo, el tiempo es un elemento primordial, al cual se entregan los mejores empeños, que al final del día nos deparan nuevas sorpresas.

Uno de los arquitectos mexicanos que han puesto especial énfasis en la Ciudad de México, sin duda, es Felipe Leal, quien ingresará a El Colegio Nacional con la lectura de su lección inaugural bajo el nombre Las huellas de la memoria y los pasos al devenir, que será respondida por el escritor Juan Villoro y con una salutación del doctor Julio Frenk, presidente en turno del Colegio.

La cita es hoy, a las 6 pm, por vía de videoconferencia, en las redes sociales del Colegio (Facebook, Twitter), su canal de YouTube y en su página oficial, www.colnal.mx. (¡Cuenten con mi sintonía!)

Recado al Interior 403. En su canal de YouTube, mi querida colega y amiga Nora de la Cruz dedicó uno de sus videos sobre los libros que considera sobrevalorados, a resultas de una constante petición por parte de los suscriptores de su canal. Luego de verlo, caigo en la cuenta de que no he leído todos los títulos mencionados, lo cual está muy bien, porque no ha llegado el tiempo para acercarme a éstos.

Respecto a One Hit Wonder de Joselo Rangel, sólo vino a confirmar lo que ella había dicho años atrás. (Hoy no dejo de agradecérselo…) De cierta forma, me recordó un poco a Gerardo Deniz, quien, de cuándo en cuándo, solía morder un pedacito de betabel o dar un sorbo de yogur para reafirmar su aversión a éstos.

(Muchas gracias por leerme.)

babelises@hotmail.com

@Cliobabelis

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedInPrint this page

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Galería 2

  • El metro en contigencia sanitaria por el COVID-19
    Estación del Metro, Salto del Agua. Foto: Alfredo Martínez
  • Entrada a Celebrando la Eternidad
    Entrada Bosque de Chapultepec. Celebrando la Eternidad. Fotografía: Estrella V. Leonor
  • Celebrando la Eternidad
    Celebrando la Eternidad en el Bosque de Chapultepec. Fotografía: Estrella V. Leonor
  • Celebrando la Eternidad II
    Fotografía: Estrella V. Leonor
  • Celebrando la Eternidad I
    Fotografía: Estrella V. Leonor
  • Parque Ecológico Xochitla
    Ofrenda de Día de muertos Parque Ecológico Xochitla en Tepotzotlán Fotografía: Estrella V. Leonor
  • El xoloitzcuintle.
    elebrando la Eternidad. Fotografía: Estrella V. Leonor
  • Grabados de José Guadalupe Posada
    Celebrando la Eternidad. Fotografía: Estrella V. Leonor
  • Ofrenda Monumental Tepotzotlán
    Fotografía: Estrella V. Leonor
  • Día de Muertos en Tepotzotlán
    Día de muertos en Tepotzotlán Fotografía: Estrella V. Leonor
  • Catrina 2019
    Catrina en Tepotzotlán Fotografía: Estrella V. Leonor
  • Ecos del 15 de septiembre...
    Fotografía: Irma Váldez
  • Ecos del 15 de septiembre...
    Fotografía: Irma Váldez
  • Mar
    Fotografía: Carolina Bello
  • Olas de mar
    Fotografía: Carolina Bello
  • Paisaje de playa
    Fotografía: Carolina Bello
  • Nubes
    Fotografía: Carolina Bello
  • Paisaje de carretera
    Fotografía: Carolina Bello
  • Playa
    Fotografía: Carolina Bello
  • Camino a la pirámide del Sol, Teotihuacán
    Fotografía: Estrella Vianey Leonor Torres
  • Vista de la pirámide de la Luna
    Fotografía: Estrella Vianey Leonor Torres
  • Paisaje de Teotihuacán
    Fotografía: Estrella Vianey Leonor Torres
  • Pirámide del Sol, Teotihuacán
    Fotografía: Estrella Vianey Leonor Torres
  • Paisaje panorámico de Teotihuacán
    Fotografía: Estrella Vianey Leonor Torres
  • Pieza del museo de la Cultura Teotihuacana
    Fotografía: Estrella Vianey Leonor Torres