AMLO VIDA PRIVADA DE UN HOMBRE PUBICO

EL LOCO

Escrito por Flor y Látigo el . Posteado en Guliana en el País de las Desmaravillas

¿Qué es la vida? Una locura. Pedro Calderón de la Barca

Por Juliana Castellanos P.

 

En estos últimos años donde la lucha entre “liberales y conservadores” se ha agudizado en México, surge siempre en un primer plano de interés y de atención la figura de Andrés Manuel López Obrador, AMLO, que a nuestro juicio no ha sido ponderado en términos reales sino en los más míticos y de burda e injusta propaganda política-empresarial negra.

Andrés Manuel surge como un luchador social desde su juventud sobre todo, por las causas de aquellos que siempre son usados y olvidados por los gobiernos dizque revolucionarios… pobres e indígenas, recordándose de aquel entonces su trabajo con los chontales en Tucta, Tabasco, a través del INI. A su vez, hay que considerar sus principios políticos en el PRI, como cualquier otro militante de aspiración y carrera, situación suficiente que lo llevara a abandonar esta cómoda opción y redireccionar hacia otros senderos, los del progresismo.

De estos hechos quedó grabado en su ideología y praxis activista, la vocación social por los que menos tienen y su lucha política contra un sistema corrupto e impune que al paso del tiempo se convirtió en el modus operandi y vivendi, de unas cuantas familias y sus aliados en casi todos los ámbitos de la vida pública y no, que llegaron a sentirse y autonombrase como “los herederos legítimos del país” justo por pertenecer a las más altas esferas del poder y el dinero que tanto precarizaron las condiciones de crecimiento y desarrollo de México.

Como todo ser humano, AMLO posee virtudes y defectos… razones de peso para que sus filios y fóbicos, lleven agua a su respectivo molino de amor y odio. La autenticidad, la terquedad y la sencillez, aunados a la forma directa de escuchar, dialogar con el pueblo y empatizarse con sus causas, han sido factores determinantes para posicionarlo desde finales de los noventa, en la agenda pública diaria del país.

Si bien en sus primeros años de activismo atrajo al radar noticioso local, después regional y finalmente federal; los motivos de la lucha de los trabajadores de limpia maltratados laboralmente y en sus derechos, como también a pescadores perjudicados por la contaminación petrolera, entre otros, hasta las mismísimas oficinas de Bucareli para captar la atención de reporteros de la fuente de entonces, que con curiosidad escuchaba las razones del hasta entonces desconocido personaje, sin imaginar siquiera que mucho, mucho pero mucho tiempo después se convertiría, vía el sufragio, en el primer hombre público de la nación.

La corta experiencia priista, le permitió ir observando y confirmando que la carrera de funcionarios y servidores públicos insertados como quistes putrefactos en la administración pública, no eran la idóneos para sacar avante un país con difíciles retos de crecimiento y desarrollo. Circunstancia que iría corroborando más tarde en la visita a todos y a cada uno de los municipios mexicanos que lo enfrentaron en carne propia a conocer de viva voz y a solidarizarse con las duras condiciones de olvido y desesperanza en las que cada día, cada año, cada sexenio… sobreviven millones de mexicanos en los peores índices del subdesarrollo.

Fueron así dándose las razones de su rebeldía, de su cuestionamiento continuo, de su señalamiento directo al poder político en complicidad con el económico, de su enfrentamiento con líderes o tecnócratas visibles y no, del neoliberalismo imperante que bajo las órdenes de Washington, devastó en 36 años, seis sexenios, todo lo que estuvo en sus manos para hacerse de particulares feudos.

No en vano, como testimonio de sus múltiples vivencias y encuentros directos con la gente, investigó, documentó y testificó tragedias impensables que fueron materializándose en cada uno de sus textos… desde la vileza prianista del Fobaproa hasta las varias publicaciones que diseñaron un viejo sueño y/o anhelo: una 4ª. Transformación, un Proyecto de Nación que volviera a rescatar lo propio desde los vastos recursos naturales, la soberanía, los valores patrios, la educación cívica, las costumbres y las tradiciones, la activación económica, la creencia en que el mexicano es capaz de asumir su destino con dignidad, esfuerzo y trabajo.

Sus aspiraciones de servicio, más no de enriquecimiento, lo llevaron a ir escalando diferentes niveles. Desde buscar la gubernatura de su estado natal que tramposamente perdiera, pasando por sumarse a las filas de la “izquierda” y su lucha legítima a través del perredismo, hasta ganar la jefatura del gobierno de la ciudad más importante del país y de ahí a rescatar su legítima mira de llegar la presidencia; hecho impensable para las ocultas y pútridas intenciones y decisiones de un puñado de hombres y mujeres que siempre se han servido de México para satisfacer sus intereses personales, de grupo o partido bajo la falsa “democracia institucional” que han erigido.

Hasta entonces el idealista, no representaba un real peligro para la cofradía de ambiciones y perversidades reinante, y si no es así, surge la pregunta… ¿quiénes en su sano juicio destruyen tan corrupta e impunemente el país de su origen, aliándose a las peores intenciones extranjeras o trasnacionales? 

Érase la época más feliz y productiva de la economía privatizadora que desde 1982 fue sepultando la noción del ESTADO benefactor de lo social. La que desdeñó los anhelos y las acciones de millones y millones que renunciaron gracias a radicales reformas constitucionales-estructurales, a una mejor calidad de vida. La época donde la brecha de desigualdad se dimensionó como nunca y donde el cinismo, el derroche y el robo a lo descarado del erario público se convirtió en razón natural de pseudo funcionarios, legisladores, jueces y magistrados, intelectuales, comunicadores y líderes de opinión, empresarios, ministros de culto, ong’s, y otros más, que de la noche a la mañana perdieron la vergüenza, la lealtad y la pasión por el país. ¡Era la época de la traición a este suelo patrio, desde dentro, desde las entrañas como todo caballo de Troya!

El odio, el racismo, el estigma por no hablar, vestir, calzar y desenvolverse como los de arriba; la descalificación y el infundio dejaron las secretas paredes de Los Pinos y los círculos dominantes para apoderarse de la opinión pública a base de repetir mentira tras mentira… que ¡Andrés Manuel López Obrador fue, es y será un peligro para México!  fueron Martha Sahagún y Felipe Calderón los orquestadores de tales y penosas andanzas. Tuvieron por primera vez, miedo de ser desplazados de sus lugares y bienes de privilegio y llamaron así a sus fieles servidores para sus fines… el dinero, el cabildeo internacional, las espontáneas manifestaciones ciudadanas, los artículos de opinión, los análisis esquizofrénicos de los orgánicos, las catastróficas expectativas financieras-económicas, los risibles y sensacionalistas titulares de la prensa vendida, la compra del voto, el escándalo sistemático legislativo y judicial por sus propuestas, la cooptación de las principales instituciones electorales del país para ocultar la pírrica y técnica victoria en las urnas una y otra vez.

Pero también vinieron las inolvidables luchas del tabasqueño, contra: el desafuero y su sorpresivo apoyo popular que tapizaron las principales vías céntricas, los fraudes electorales del 2006 y 2012 bajo la sonrisa criminal de consejeros adhoc al sistema neoliberal, la creación de un movimiento esperanzador a lo largo y ancho del país, el intento de la tercera aspiración pacífica y legal para por fin asentarse en Palacio Nacional a partir del primer día de diciembre de 2018 y cambiar progresivamente el rumbo del país.

Y desde entonces la necedad acosadora de la sinrazón, el resurgimiento de la denostación pública al “loco”, al mesías tropical, al comunista, al Chávez mexicano, al dictador, al eterno peligro de los intereses de estos detractores que siguen pregonando y sintiendo que el país, mejor dicho el botín les pertenece.

No cesan en su diaria lucha desde todas las trincheras habidas y por haber, de gritar a los cuatro vientos el mal gobierno y las peores decisiones políticas y económicas, la destrucción del México que ellos mismos desmoronaron y cuya nueva edificación y estabilización llevará sexenios no dos o tres años de gobierno amloísta; continúan en su clara pretensión de lapidar los avances y los logros no de los adinerados protagonistas de cuellos blancos y los grandes corporativos, sino de los hombres y mujeres que en sus lugares de origen hoy tienen un camino, una escuela, un hospital, un mercado, un empleo, un apoyo económico para emprender un pequeño sostén familiar, un centro recreativo para olvidar las adicciones y la continua tentación de ingresar a las filas del crimen, de certificar que el acceso a internet ya no es un sueño guajiro.

De repetir como urracas en nado sincrónico mediático que las obras faraónicas del sexenio… el aeropuerto Felipe Ángeles, la refinería de Dos Bocas, el tren maya y el canal transístmico no sirven para nada, por la simple razón que no pudieron hacer sus negocitos acostumbrados en obra pública; de vetar con sus amparos pagados con recursos extranjeros todo intento legal de recobrar lo que por soberanía pertenece y es de beneficio nacional, de festinar los errores y los desaciertos aunque se corrija el rumbo, de lucrar con las tragedias para sacar raja política, de criticar que no hay labor diplomática cuando sin costosos viajes, estancias y viandas de primer mundo se ha logrado la comunicación y la cooperación con los principales líderes del mundo y el fortalecimiento de vínculos amistosos y de cooperación con América latina.

AMLO, no es el “loco” que los diarios y comentócratas a sueldo destacan por sus “ocurrencias y dichos” descontextualizando a conveniencia la realidad, sino es ese loco que sueña con un México echado para adelante y que pronto desea reactivar la comunicación con su pueblo. Invito aquellos que por razones mediáticas juzgan o condenan a priori al tabasqueño, para que lo conozcan por vista y razonamientos propios gracias a los renglones escritos por un reportero y analista, para desgracia ya fallecido, Jaime Avilés… AMLO: VIDA PRIVADA DE UN HOMBRE PÚBLICO. Léanlo y saquen sus conclusiones para no dejarse manipular por los “cuerdos de siempre” y así sumarse a la causa nacional de otro México.

P.D. 1 triste y condenable el papel de Israel contra Palestina. Inocentes muertos y heridos ya en centenas. Destruidos o dañados sus hogares, escuelas y hospitales. ¿Dónde está la ONU?

P.D. 2  sigue paso a pasito la estrategia de vacunación contra el COVID19, cada vez más mexicanos rumbo a la inmunidad y por lo tanto a la “normalidad”. Paciencia, llegará a todos, los que voluntariamente la acepten.

P.D. 3  se acerca la jornada electoral, los mirreyes Córdova y Murayama desde su feudo en Tlalpan trabajan descaradamente por la alianza maldita de Xico y sus muchachos, ¿o, títeres a sueldo?

P.D. 4  urge en Morena una autocrítica de pies a cabeza, el desatino en la elección de candidatos es vergonzante. Dejen ya el pragmatismo insulso, frívolo y destructivo.

P.D. 5 celebramos el triunfo en Chile de quienes tirarán al basurero de la historia negra, la constitución pinochetista. Nos solidarizamos con Colombia. Causó alegría la visita de Dilma Rousseff, expresidenta de Brasil.

https://mega.nz/file/nLJHxRLQ#WtdATz8XwVu_oI6KKxl2lah3GpjygDWrVtQUJpDPhZk

 

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedInPrint this page

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Galería 2

  • El metro en contigencia sanitaria por el COVID-19
    Estación del Metro, Salto del Agua. Foto: Alfredo Martínez
  • Entrada a Celebrando la Eternidad
    Entrada Bosque de Chapultepec. Celebrando la Eternidad. Fotografía: Estrella V. Leonor
  • Celebrando la Eternidad
    Celebrando la Eternidad en el Bosque de Chapultepec. Fotografía: Estrella V. Leonor
  • Celebrando la Eternidad II
    Fotografía: Estrella V. Leonor
  • Celebrando la Eternidad I
    Fotografía: Estrella V. Leonor
  • Parque Ecológico Xochitla
    Ofrenda de Día de muertos Parque Ecológico Xochitla en Tepotzotlán Fotografía: Estrella V. Leonor
  • El xoloitzcuintle.
    elebrando la Eternidad. Fotografía: Estrella V. Leonor
  • Grabados de José Guadalupe Posada
    Celebrando la Eternidad. Fotografía: Estrella V. Leonor
  • Ofrenda Monumental Tepotzotlán
    Fotografía: Estrella V. Leonor
  • Día de Muertos en Tepotzotlán
    Día de muertos en Tepotzotlán Fotografía: Estrella V. Leonor
  • Catrina 2019
    Catrina en Tepotzotlán Fotografía: Estrella V. Leonor
  • Ecos del 15 de septiembre...
    Fotografía: Irma Váldez
  • Ecos del 15 de septiembre...
    Fotografía: Irma Váldez
  • Mar
    Fotografía: Carolina Bello
  • Olas de mar
    Fotografía: Carolina Bello
  • Paisaje de playa
    Fotografía: Carolina Bello
  • Nubes
    Fotografía: Carolina Bello
  • Paisaje de carretera
    Fotografía: Carolina Bello
  • Playa
    Fotografía: Carolina Bello
  • Camino a la pirámide del Sol, Teotihuacán
    Fotografía: Estrella Vianey Leonor Torres
  • Vista de la pirámide de la Luna
    Fotografía: Estrella Vianey Leonor Torres
  • Paisaje de Teotihuacán
    Fotografía: Estrella Vianey Leonor Torres
  • Pirámide del Sol, Teotihuacán
    Fotografía: Estrella Vianey Leonor Torres
  • Paisaje panorámico de Teotihuacán
    Fotografía: Estrella Vianey Leonor Torres
  • Pieza del museo de la Cultura Teotihuacana
    Fotografía: Estrella Vianey Leonor Torres