Foto: Ocesa

¿La misma gata revolcada? Lírica ≠ Melodía

Escrito por Flor y Látigo el . Posteado en Colaboración Ciudadana, Cultura, Información General

Muchas veces nos preguntamos ¿Por qué el éxito de una canción? –y seamos honestos, en ocasiones son el gusto culposo de varios- pues bien, dentro de la industria musical, tienen clara la fórmula para que cualquier “artista” llegue a la cima en pocos días, y también para que la mayoría del público consuma lo que ellos estratégicamente ya tienen planeado. Recordemos los inicios de los 2000’s y antes de 2005… escuchábamos rolas de diferentes géneros, pegajosas como baladas pop o los inicios de la electrónica comercial. Pero viéndolo desde el lado de América Latina, todos aquellos que empezaron cantando este tipo de géneros, hoy en día parece que olvidaron sus primeros inicios y para estar dentro del top 10 de canciones más escuchadas, empezaron por cantar en duetos –de géneros diferentes- o en solistas que cambiaron al género más popular. –Ojo no estoy diciendo que lo popular esté mal- Pero también es bueno explorar y escuchar los sonidos y géneros que predominan en otros países.

records-2941679__340

Abarcar la evolución de la música es sumamente compleja, desde el origen de los instrumentos y la conformación de los géneros, pero para el éxito dentro de la industria musical hay que entender cómo funcionan, tanto la Lírica como la Melodía. En pocas palabras: La melodía es aquello que es agradable para el oído y la Lírica es lo que es apto para ser cantado, su origen es el poema lírico. Aquí entra otro elemento, que es el idioma. Algo que he comprobado es que para hablar cualquier idioma, uno tiene que escuchar como escucha el otro –sí, puede parecer complejo y confuso, pero es cierto-. La diversidad de sonidos que existen para evocar desde lo terrenal hasta lo sublime, están contenidos en un idioma, no solo por el contexto en el que se ocupen sino también por cómo otros países perciben el mundo, específicamente los compositores y músicos.

Recientemente Depeche Mode, una banda de origen inglés que después de casi nueve años de su última visita en el Tour of the Universe, tuvo dos conciertos en la Ciudad de México. El público mexicano y algunos extranjeros, convivimos en el Foro Sol para escuchar una de las bandas que han logrado continuar vigentes en el gusto, no solo de los fans de los 80’s, sino de adultos jóvenes e incluso niños que acompañados por sus padres, asistieron al concierto.

Foto: Cuartoscuro

Foto: Cuartoscuro

La evolución de la industria musical se ha convertido en un ente cruel para ciertas agrupaciones que tuvieron su momento de gloria y han quedado en el olvido con el paso de los años, sin embargo, sus canciones e incluso sonidos, han sido reutilizados por los que hoy están de moda, y estos no reconocen públicamente de donde los sacaron –próximamente escribiré al respecto, ya que pareciera que no hay un esfuerzo por encontrar nuevos sonidos, en la moda de la industria musical-.

Depeche Mode así como los Rollings Stones, The Cure, The Beatles, U2, por mencionar algunos, son grupos que se han vuelto atemporales. Aunque siempre tendremos nuestras rolas favoritas, olvidemos cuál ha sido el mejor disco de cada uno de ellos, lo importante es que con el paso de las décadas, no pierden su esencia, ya que su evolución va acorde a su edad, a los momentos que vivieron en carne propia y es lo más valioso de un grupo porque uno se identifica con ellos, desde lo más profundo y complejo que nos conforma a cada uno como seres humanos. Su repertorio abarca lírica -o letras como nosotros les decimos- con diferentes temas, no solo hablan de amor, desamor, sino también de temas sociales, de la pérdida, del dolor emocional, en fin, cada tópico no solo marca el paso de una época en la banda, sino también del público que ha sido y seguirá fiel a ellos. En cuanto a la melodía de las canciones clásicas de su repertorio, se dan el gusto en los conciertos de hacer un tratamiento sonoro diferente, lo cual al menos yo agradezco, porque se dan la oportunidad de experimentar diversos sonidos que crean una experiencia única.

El éxito de una banda no significa en un primer momento que vendan muchos discos; el éxito es que se mantenga vigente con el paso de las décadas, que cada disco tenga calidad, no solo en las melodías sino también en la lírica, pero sobre todo, que sea fiel a su esencia.

La música comunica y en un concierto se completa la experiencia de la comunión, nos comunicamos entre todos y al estar en el mismo canal, no solo nos integramos como público, formamos parte de la banda de música y viceversa. Todos convivimos en espacio y tiempo. Todas las artes alimentan los sentidos y nutren al espíritu, desde lo material hasta lo etéreo como es la experiencia de un concierto.

La banda británica regresó a México después de nueve años. Foto: Estefania T. Minor

La banda británica regresó a México después de nueve años.
Foto: Estefania T. Minor

Depeche Mode es un símbolo de madurez que a lo largo de 38 años de carrera musical, no se quedaron estancados con los éxitos de su primera década como grupo y continúan deleitando los oídos de los fans que agradecemos estos conciertos, pues la experiencia que aportan es única. Honor y respeto a todos aquellos grupos que sorteando obstáculos, siguen con nosotros.

Por: Estefania T. Minor

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedInPrint this page

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario