La mitad de la población ocupada gana $5 mil al mes: INEGI

Escrito por Flor y Látigo el . Posteado en Información General

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), dio a conocer los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) cuarto trimeste 2016.

El informe señala que “el número de trabajadores que ganan uno o hasta dos salarios mínimos y también aquellos que no reciben ingresos por sus actividades ascendió a 24.5 millones, cifra que representa el 47 por ciento de la población ocupada en México”.

El trimestre octubre-diciembre del año pasado, en el que la Población Económicamente Activa (PEA) del país se ubicó en 54 millones de personas, que significan 59.7% de la población de 15 años y más, tiene condiciones laborales precarias.

new-piktochart_842_6ee3984d897e9b33f811c99c75d460bff90e2589Las cifras presentadas en el documento, contrastan la tasa de desocupación y la precarización del trabajo. El director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económicos José Luis De la Cruz, explicó  que “la precarización laboral es un problema estructural de la economía mexicana, probablemente el más grave porque genera más pobreza, un factor que deriva y provoca otra serie de problemas tanto sociales como económicos”.

Casi la mitad de la población ocupada en el país gana, en el mejor de los casos, hasta dos salarios mínimos al mes, es decir, 4 mil 802 pesos, según datos de la encuesta, además indicó que del total de trabajadores con bajos ingresos, 3.4 millones no recibió pago alguno por su trabajo.

Destaca que  de los 54 millones de personas activas, 7.4 de ellas, ganaron un salario mínimo al mes, 13.6 percibieron máximo dos salarios mínimos;  los datos del INEGI evidenciaron que más del 57 por ciento de la población labora en condiciones de informalidad, lo que significa que no cuentan con ningún tipo de prestación o servicio que por ley deben recibir las personas que trabajan en el país.

No obstante al cierre del 2016, las cifras para los trabajadores que ganaban más de tres salarios mínimos se redujo, en comparación con el cuarto trimestre de 2012, pasando de 11.3 a 10.3 millones.

Héctor Magaña, coordinador del CIEN del Tecnológico de Monterrey campus Estado de México, comentó que “en la informalidad no se ha visto una mejora significativa, lo cual también repercute en las percepciones que reciben los trabajadores. No son las mismas condiciones de la gente que trabaja en la formalidad que aquellos que tienen que laborar en el sector informal donde carecen de todas las prestaciones de ley”.

Por ello es que los trabajadores subordinados sin acceso a instituciones de salud y sin contrato ascendió a 16 millones (45% del total); en tanto que 13 millones (uno de cada tres) no cuenta con las prestaciones de ley, sin considerar el acceso a las instituciones de salud.

Y es que aunque la economía está generando más empleos, muchos siguen en la informalidad, con salarios bajos, en este ámbito es donde se generan empleos con ingresos de entre uno y tres salarios mínimos, y que van en detrimento de quienes ganan más de tres, pues es aquí donde se pierden empleos, según José Luis De la Cruz.

En el informe se detalló que la tasa de desocupación en México llegó a 3.54% (1.9 millones de personas) en el cuarto trimestre de 2016, cifra inferior a 4.86% (2.4 millones) del mismo periodo de 2012.

Aunque las tasas de desempleo e informalidad bajaron al cierre de 2016, los niveles de ingreso de la población fueron bajos; las circunstancias inadecuadas de empleo desde el punto de vista del tiempo de trabajo, los ingresos o una combinación insatisfactoria de ambos, resulta particularmente sensible en las áreas rurales de país, pero “el problema de la precarización laboral va a continuar. Para revertirlo falta un crecimiento económico mayor a las tasas actuales de 2% y 2.5%, enfatizó De la Cruz.

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someoneShare on LinkedInPrint this page

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario